FINANZAS – ¿Cuántos clientes refinanciaron el saldo de sus tarjetas y aprovecharon los tres meses de gracia?

0
32
Entre el 35% y el 40% de los clientes bancarios se beneficiaron con la medida del Central que permite aplazar el pago por 3 meses y refinanciar en 9 cuotas.

Alrededor de un 40% de los clientes de tarjetas tomó la alternativa de refinanciar sus saldos con los 3 meses de gracia y 9 cuotas, que el Banco Central (BCRA) impulsó en abril, para moderar las consecuencias de la cuarentena generalizada.

Según pudo saber iProfesional a través de varias entidades, más de un tercio de los clientes optó por tomar ese beneficio que todavía se encuentra en los primeros 3 meses de gracia.

La medida empezó a funcionar desde el 13 de abril, ya que en los primeros días de ese mes, durante la primera etapa de la cuarentena, el organismo que conduce Miguel Ángel Pesce había aplazado los pagos de tarjetas. Cuando se extendió el aislamiento obligatorio, el Central necesitó esta nueva normativa para aliviar los bolsillos de los deudores.

En el mismo sentido, la autoridad monetaria profundizó las limitaciones a las tasas de interés que cobran las entidades por refinanciar los saldos. Luego de varios recortes, el costo tope del revolving (el nombre se se usa en la jerga financiera para el refinanciamiento de saldos) quedó en 43% anual. Es una tasa sensiblemente menor al 200% que llegaron a cobrar algunos bancos por realizar esta operatoria.

Para quienes optaron por patear sus vencimientos 3 meses y abonarlos más adelante en 9 cuotas, la tasa será ese 43% y se computará por los 12 meses que dura la alternativa de crédito elegida.

Este mes no se repetirá esta facilidad, por lo que aquellos que paguen el saldo mínimo del resumen de la tarjeta acumularán lo adeudado para el próximo vencimiento.

¿Cuántos lo eligieron? 

Las entidades consultadas señalaron que entre un 35% y 40% de los clientes hicieron uso de esta mecánica de financiamiento.

Así los manifestaron en Banco Comafi: “El 39% de las cuentas que tuvieron vencimiento durante abril han optado por la opción de la cuotificación 3 meses de gracia y 9 cuotas, lo que representa el 42% del volumen. Estuvo dentro de lo esperado. Si bien hicimos mucho trabajo puertas adentro, de cara a los clientes funcionó en forma automática“.

En Banco Provincia también resaltaron que el beneficio se implementó automáticamente y compartieron los datos de refinanciamiento de saldos. “Del total de clientes de tarjetas de crédito, tanto Visa como Mastercard, el 35,4% hizo uso de la refinanciación contemplada en la Comunicación “A” 6964 BCRA (471.000 cuentas). El importe ronda los $ 8.605 millones“, explicaron.

Y reconocieron que “los clientes que ya no abonan el resumen total de la tarjeta se duplicaron, al pasar del 4 al 8%“. “Sin embargo, la cantidad de clientes que venía realizando el pago mínimo (revolving) se mantuvo constante. Es decir, el beneficio de las 9 cuotas ayudó particularmente aquellos que no llegaron a realizar el pago mínimo”, aclararon en la institución bonaerense.

El beneficio sobre los saldos impagos fue automático y puede ser cancelado de la misma manera por el cliente

En otra entidad donde prefirieron el off the record, el porcentaje de adhesión a esta modalidad fue todavía mayor. “El 43% de los clientes y el 52% de los consumos entraron en la cuotificación, que se ofreció de forma automática y a voluntad del cliente que dejara saldos impagos. Lo mismo hicimos con la opción de cancelación en cualquier momento durante el año de vigencia de la financiación”, dijeron.

Un 40% de la cartera de tarjetas refinanció de forma automática el saldo con el plan del Gobierno. Estuvo dentro de lo que esperábamos, por cómo veníamos viendo el comportamiento”, comentaron en otro banco privado.

En otra de las entidades consultadas por iProfesional minimizaron el efecto de la medida, aunque no están muy lejos de las proporciones que manejan las instituciones colegas: “Normalmente un 25% de los clientes hacían revolving y con esto creció a 35%. En términos generales, un gran porcentaje de nuestros clientes canceló todo el vencimiento”, apuntaron.

Los números que dejó abril

La adhesión de los clientes al plan de cuotas no fue masiva, tal como muestran los datos que compartieron las entidades. La mayor parte de los clientes abonó el total del resumen. Eso también se vio en el comportamiento de los saldos prestados con tarjetas de crédito durante el mes pasado.

El saldo nominal de financiaciones con plásticos cayó $4.760 millones promedio en abril y $28.400 millones si se compara el stock del 30 de abril contra el vigente al mismo día de marzo.

“La baja en las operaciones con tarjeta no tiene antecedentes en el pasado cercano y se relaciona con la falta de actividad de muchos comercios que hacían del dinero plástico su fuente preferida de pago. Si tenemos en cuenta que en este rubro también se podía optar por diferir los pagos de los vencimientos, podemos inferir que la caída de las nuevas operaciones ha sido más profunda todavía“, analizó Guillermo Barbero, Socio de First Capital Group.

El Banco Central, conducido por Miguel Pesce, limitó a 43% la tasa que cobran los bancos por refinanciar saldos

El propio BCRA, en su informe monetario del mes pasado, argumentó que el menor consumo con plásticos se debió a la crisis. “Las financiaciones con tarjetas de crédito, ajustadas por estacionalidad, presentaron un crecimiento de 1,5% mensual, que resultó menor al de los tres meses anteriores. La moderación en el crecimiento de las tarjetas se dio en un contexto en el que el ingreso de los hogares se vio afectado por la cuarentena“, explicó.

Al descontar el efecto de la inflación, la variación en los préstamos con tarjetas fue negativa en abril. Según los cálculos de la consultora LCG, retrocedieron 3,4% en términos reales.

En los primeros días de mayo, la tendencia del saldo financiado con plásticos continúa a la baja. El monto registrado al 14 de este mes es inferior al que había el 30 de abril. Más allá del efecto del refinanciamiento, existe una explicación estacional: alrededor del 10 de cada mes vencen la mayoría de las tarjetas y por eso suele bajar el stock durante la primera quincena.

Anticipan más uso de las tarjetas

Como parte de las medidas de alivio frente a la crisis económica que generó la pandemia de coronavirus, el Gobierno también instrumentó a través de las tarjetas de crédito los préstamos a tasa cero para monotributistas y autónomos.

Luego de algunas demoras, estas líneas están vigentes desde este mes. Según datos publicados hoy por el BCRA, en los primeros 15 días de mayo se otorgaron 151.443 préstamos por un monto total de $19.890 millones, de los cuales el 83% fue realizado por bancos privados.

Los créditos para monotributistas y autónomos podrían dinamizar los préstamos con tarjetas desde este mes

“Debido a que esta línea prevé que la acreditación de los fondos se haga en tres meses, recién se acreditaron $6.231 millones de pesos”, resaltó el organismo.  Y agregó: “En igual período se emitieron 34.879 nuevas tarjetas para la acreditación de estos fondos, ya que la norma contempla la emisión de una nueva tarjeta en caso de que el cliente no posea una con la entidad”.

Teniendo en cuenta el efecto de esta medida sobre los saldos a financiar, en LGC estimaron que a partir de este mes podría volver a aumentar el stock de deuda en plásticos. “En relación con el financiamiento al consumo, también esperamos que crezca debido a que a principios de mayo comienza el acceso al crédito de tasa cero para monotributistas y autónomos. La imposibilidad de trabajar para muchos de ellos y el nulo costo financiero de estos préstamos motivará el crecimiento del financiamiento a través de tarjetas de crédito“, afirmó la consultora.

Fuente : iprofesional.com