ECONOMÍA – El gráfico que explica por qué éste es el peor momento de la Argentina

0
99

Este es el peor momento económico de la Argentina: la caída es peor que la del 2001 y ya se ve en los números.

La pandemia global de COVID-19 generó casi el freno absoluto de la economía en todos los países. La mayoría de las administraciones analizan cómo reabrir las diferentes industrias sin que se produzca un repunte en los contagios. Al día de hoy, muchos países reabrieron sus economías. ¿Qué pasa con Argentina?

La extensión de la cuarentena trajo de la mano el derrumbe económico. El Indec reveló que la actividad en abril, el primer mes completo de cuarentena, registró su peor caída interanual histórica. Las consultoras privadas estiman que se acercará al -20%, una caída más severa que en el año 2001. Pero no todo el país sigue con aislamiento estricto: el mes pasado hubo señales de movimiento por la reapertura de actividades en el interior del país.

En la red social Reddit, se viralizó un gráfico que muestra las fases recesivas de Argentina entre los años 1980 hasta 2020. Para este año, el FMI proyecta una caída anual del 9,9%. Las consecuencias de una cuarentena dura (con falta de previsión) quedaron expuestas en los gráficos:

Cada pico denota la caída del PBI en Argentina. La primera caída que se muestra en el gráfico fue en 1982, en la última etapa de los militares. Le sigue el Plan Austral de Alfonsín y luego la Híper de 1989 que produjo una caída del -16,5%.

Por la convertibilidad después de la híper de 1989, el Tequila no generó un default pero sí una profunda crisis. La Subprime —la crisis de los Estados Unidos en la que quebraron las hipotecas— contagió a la Unión Europea y también llegó a Argentina. Faltarían tres caídas anteriores, como el Rodrigazo, pero en el período del gráfico solo se ven seis.

“Acá se termina el modelo argentino de las décadas pasadas. O se cambia para bien, o se cambia para mal”, comentan los usuarios en el post. “Nunca el Estado fue tan grande, ni los impuestos tan altos”, acuerdan.

Fuente: cronista.com