ECONOMÍA – La economía rebotará un 6% este año, pero los analistas creen que no habrá crecimiento genuino

0
50

La suba del PBI no llegará a compensar la caída de 9,9% de 2021. La actividad perderá fuerza en el segundo semestre.

Mientras desde el Gobierno sacan pecho y aseguran que la actividad se está recuperando de forma sólida, los analistas advierten que la mayor parte de ese crecimiento es ilusorio. Por efecto del arrastre estadístico, aún si durante el resto del año la economía se estancara en el nivel actual habría un alza garantizada del 5% en el PBI.

El año pasado terminó con una caída del producto bruto del 9,9%, la más profunda desde 2002. El consenso del mercado estima que en 2021 la actividad crecerá en promedio un 6,2%, en gran parte por la base de comparación contra lo que era la economía paralizada por la pandemia durante gran parte del año pasado.

Desde la consultora Analytica apuntan que el 2020 dejó un arrastre estadístico de 4,9% para este año. Esto significa que con el nivel de PBI del último trimestre de 2020, la economía podría crecer cerca de 5% en 2021, aunque permaneciera estancada este año. Entonces solo el 1% adicional para llegar al 6% previsto para este año podría considerarse crecimiento genuino.

Diego Piccardo, economista de la Fundación Libertad y Progreso, advirtió que “no hay que ilusionarse, ya que lo que está ocurriendo es un efecto rebote que, si bien es mayor al esperado, irá perdiendo fuerza en la segunda parte del año y el crecimiento volvería a estancarse. El estancamiento pre pandemia continuaría unos escalones por debajo de los niveles observados en el 2019”. El especialista agregó que “el rebote económico que se dará este año será del orden del 6-7%”.

El efecto del empleo

Analytica prevé una expansión del PBI de 6,9%, aunque estará condicionada a que “se den las condiciones para que el mercado laboral reabsorba los 2,1 millones de trabajos perdidos entre el primer y el tercer trimestre de 2020”.

En cambio, para el economista Luis Secco “si la economía no crece en 2021, dará igualmente un 4% a raíz del arrastre estadístico del rebote de 2020. Es una tasa de crecimiento no genera empleo. El termómetro de la calle dirá que no estamos tan mal, pero tampoco habrá euforia”.

Sin embargo, en Analytica marcan que en 2021 el empleo podría jugar a favor de la actividad. “Incluso con salarios reales que no reaccionan, es factible que la economía crezca por encima del arrastre 2020. Pero es crucial estabilizar la nominalidad para darle tiempo a los golpeados por la pandemia a reinsertarse en el mercado de trabajo”.

¿Por qué no la economía se aleja del crecimiento genuino? Para los analistas la inflación persistente, la amenaza de la segunda ola de Covid con mayores restricciones para las actividades y el impacto de la sequía son los factores que juegan en contra.

Invecq Consulting destaca que “el programa económico actual dista de tener una mirada de largo plazo, pero inclusive se pone en jaque la sostenibilidad de un esquema de corto plazo si ciertas variables no se comportan como el consenso del mercado hoy lo espera”. Para el economista Esteban Domecq la economía enfrenta cuatro riesgos principales: “el rebrote de Covid, la sequía, la aceleración inflacionaria y la persistencia de los actuales niveles de riesgo país”.

La segunda ola de Covid se acerca cada día mientras el Gobierno analiza qué nuevas restricciones serán necesarias para frenarla. En este contexto, los precios siguen presionando, con un registro de 7,8% en el primer bimestre y una estimación cercana al 4% para este mes, lo que llevaría al índice anual por encima del 40%.

El riesgo país, el indicador de JP Morgan que mide el sobre costo que enfrenta Argentina para endeudarse, se mantiene oscilando entre 1500 y 1600 puntos básicos, lo que encarece las chances de que las empresas puedan conseguir financiamiento y, a la vez, le resta combustible al crecimiento.

A su vez la persistencia de la sequía recorta las proyecciones de la cosecha de este año, por lo que acota el ingreso de dólares. Sin embargo, la sequía podría compensarse en parte porque este año habrá mejores precios internacionales de las commodities.

Ante estos obstáculos, el Gobierno sigue apostando a que la economía se expanda. “Esperamos un crecimiento del producto bruto del 7% para 2021, eso lo establecemos como una base, y junto a esto se está comenzando a ver una recuperación del empleo, y un fortalecimiento de las cuentas públicas”, les prometió días atrás el ministro Martín Guzmán a los inversores.

Fuente: ieco.clarin.com