NACIONALES – Ante el rebrote de Covid-19, el Gobierno elevó el gasto en $32.900 millones

0
152

La ampliación presupuestaria se destinará principalmente a subsidios y prestaciones sociales de salud y turismo, para mitigar los efectos de la pandemia. ¿Se pone en riesgo la meta fiscal que figura en el Presupuesto?

Con la amenaza de una nueva ola de rebrotes, el Gobierno presentó modificaciones en el Presupuesto 2021 a través de una Decisión Administrativa publicada hoy en el Boletín Oficial. Aumentará el gasto corriente del año en $32.898 millones. Los principales cambios reflejan el aumento en los gastos en transferencias y prestaciones sociales en sectores como salud y turismo.

El Ministerio de Economía planteó un objetivo para este año de reducir el déficit fiscal primario a 4,5% del PIB, según detalló el Presupuesto 2021. Sin embargo, mientras escalan los casos de coronavirus y la circulación de nuevas cepas, también intenta una recuperación sustancial de la actividad económica, en el umbral de las elecciones legislativas.

La Decisión Administrativa 281 fue firmada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero. Detalla que en relación al aumento del gasto en $32.898 millones, sólo hay $2.137 millones de recursos mayores a lo previsto, por lo que el déficit aumentaría en $30.761 millones.

En concreto, la mayor parte del aumento del gasto será de $29.365 millones destinados según el documento a: “reforzar el presupuesto vigente del Ministerio de Salud, con el propósito de atender la adquisición de vacunas para el covid-19 , los servicios de logística y transporte y los tratamientos terapéuticos respectivos”.gasto para vacunas que preveía el Presupuesto era poco inferior a

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los ingresos que recibió el Estado por el impuesto a la Riqueza no estaban contemplados en la Ley de Presupuesto y significarán un 0,8% del PIB. Este aporte solidario tiene un destino específico, no general, por lo que se sabe que el 20%, que significan aproximadamente $60.000 millones se destinarán a gastos de asistencia sanitaria, como la compra de vacunas o elaboración de equipamiento médico.

Cuando se formuló el proyecto de Ley del Presupuesto entre agosto y septiembre, el Gobierno preveía cerrar el 2020 con un déficit primario del 8,3% del PIB y un déficit total (incluyendo intereses) del 10,3%.

“Hay que tener en cuenta que a partir de esta previsión se proyectó un déficit de 4,5% para este año que se lograba sólo con la reducción del gasto Covid“, explicó Nadín Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).reg

Otros aumentos que se autorizaron hoy fueron: para el programa Repro II -que se creó como una forma de reemplazo del ATP- dado que consiste en asistencia del Estado en el pago de salarios a empleados, recibirá $ 10.232 millones y, en el contexto del año electoral $ 3.702 millones para el Ministerio de Obras Públicas.

Además, al ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca le corresponderán $ 2.009 millones para promover inversiones y se destinarán $ 1,262 millones para el sector turismo. En paralelo a la expansión de partidas, en las 269 planillas de la Decisión Administrativa figuran algunas que se recortarán, como por ejemplo $15.883 millones de Tesorería.

“Sin nuevo gasto asociado al Covid-19, la meta de déficit primario del 4,5% del PBI es atendible. No obstante, el lento proceso de vacunación y el cada vez más palpable surgimiento de rebrotes podrían obligar a algún tipo de confinamiento y la necesidad de mayor asistencia por parte del Estado“, concluyeron desde la consultora LCG.

Fuente: cronista.com