FINANZAS – Ahora 12: suben las tasas que las tarjetas le cobrarán a los comercios

0
1693

Para el negocio, el costo del Ahora 18 pasó al 16,52%. A eso hay que agregarle el IVA, el arancel que cobra la tarjeta, más ingresos brutos y ganancias. Por eso proliferan las promociones por pago en efectivo.

“20% de descuento por pago en efectivo”, repiten los carteles de los comercios.

En caso de que se pague con tarjeta, se debería esperar 28 días hasta que se le acredite el dinero. Y con todos los aranceles, impuestos, recargos y gastos bancarios, le queda un 25% menos.

Mientras tanto, con esa plata que va recaudando ya puede ir pagando sueldos y comprando mercadería, que dados los niveles de inflación actual, pagará más cara en un mes.

En caso de aceptar un pago con tarjeta, incluso a través del Ahora 12, el recargo que sufre el dueño del negocio es de hasta el 25%.

En el caso del Ahora 3, que tenía una tasa del 2,44%, pasó al 3,10%, mientras el Ahora 6 subió de 4,75% a 6,01%.

En tanto, los “Ahora” de más largo plazo y más demandados se elevaron aún más: el Ahora 12 pasó de 10,32% a 11,48%, y el Ahora 18 subió de 13,43% a 16,52%, con pagos a los 10 días hábiles.

La tasa del Ahora 12 para el comercio baja al 8,8% y la del Ahora 18, al 13,95% en caso de que quieran esperar 60 días a recibir el importe. Claro que con el 4,1% de inflación del mes pasado o el 4,8% del mes previo no es una opción muy tentadora para la mayoría de los comercios.

 A eso hay que sumarle el IVA y el arancel del 1,8% a las pagos con tarjeta de crédito, a excepción de las tarjetas American Express, que cuentan con un arancel máximo del 2,90%.

En ese caso, las ventas en un pago se cobran en 11 días hábiles, mientras las ventas en cuotas se cobran en tres días hábiles, pero no aplica para los programas Ahora.

Además, a la hora de establecer precios, hay que tener en cuenta los impuestos, ya que los bancos son agente de retención y percepción. Por lo tanto, deben descontar los valores de impuestos de las liquidaciones.

Descontarán IVA del arancel, promociones y costo de cuotas (el IVA del arancel es el 21% y el de los costos financieros el 10,5%), ingresos brutos (3% en CABA) y Ganancias (en algunos casos).

Pedro Cascales, secretario de CAME, vaticina que el aumento del costo financiero impactará en menores ventas: “En abril habían subido 40% frente a abril del año pasado, pero frente a 2019, que fue un año sin cuarentena, estamos 27% abajo”.

Por pagos en efectivo el comerciante tranquilamente puede hacer descuentos de hasta el 20%. No sólo se ahorra los costos de comisión de tarjeta, intermediación del market place cuando es operación online. e impuestos”, comenta Damián Di Pace, director de Focus Market.

“Además, accede a liquidez inmediata de caja, lo cual en pandemia y con inflación es muy importante, incluso para reponer el stock de lo vendido“, agrega.

En el contexto de la pandemia, se desacelera el uso de la tarjeta de crédito y crece el débito: “Para el comerciante una suba del costo financiero implicará no ofrecer tanto esta opción, que dentro de los Planes Ahora es la más elegida por los argentinos para la compra de bienes durables”.

Fuente: cronista.com