NACIONALES – Crece la polémica: para la Cámara de Comercio, el Estado debe regular sobre vacunas y la vuelta al trabajo

0
619

Su presidente Mario Grinman se diferenció del planteo de la UIA y habló de “solidaridad y responsabilidad”; la entidad fabril había llamado ayer a no pagar sueldo a quienes no se vacunen.

Mario Grinman: “Todos los gobiernos fracasaron en lograr una economía sustentable”

La vuelta presencial a los puestos de trabajo en tiempos de pandemia y con las llegadas de vacunas despertó un debate mundialmente, que comenzó a tomar temperatura en la Argentina.

Luego de que la Unión Industrial Argentina (UIA) recomendara a sus socios no pagar el sueldo a aquellos que no vayan a trabajar porque se niegan a recibir la vacuna, la Cámara de Comercio (CAC) se diferenció hoy de los hombres y mujeres vinculados a las manufacturas y afirmó que es el Estado el que debe regular el tema. Además, su presidente, Mario Grinman, recomendó sostener los valores de “libertad”, “solidaridad” y “responsabilidad” más que obligar a los trabajadores a tomar una u otra determinación.

“La Cámara de Comercio tiene un ADN fundamental, que es la defensa de la libertad por sobre todas las cosas”, dijo Grinman. “Por lo tanto, cuestiones como prohibir u obligar son un tema de intenso debate en la institución. En ese marco de la libertad, está el tema de que los que se quieren vacunar y aquellos que no quieren. Quizás la cosa pasa por una cuestión de responsabilidad y solidaridad para los compañeros de trabajo que no se sienten cómodos con alguien que no se quiso vacunar con una cuestión determinada”, dijo Grinman, quien aclaró que defiende la idea de que el 100% de los argentinos debe vacunarse.

“El que tiene que regular en este marco no es el empresario de manera particular; el que tiene que regular es el Estado, para eso está el Estado, para regular con los organismos de competencia, como el Ministerio de Trabajo, que puede hacer las mejores evaluaciones en ese sentido”, dijo Grinman, y señaló que la CAC institucionalmente defiende “la libertad” y que la vacunación es un tema de conciencia de cada uno.

La UIA anunció que llamará a sus socios -75 cámaras, 100 empresas directas y más de 60.000 de firmas representadas- a dejar de pagar el sueldo o la asignación remunerativa que estén recibiendo a aquellos trabajadores que no vayan a trabajar porque no quieren vacunarse y no puedan teletrabajar debido a la especificidad de su función. Sus declaraciones encendieron una fuerte polémica.

“Nadie puede obligar a nadie a vacunarse, pero tampoco nadie puede obligar a una empresa a reinsertar a un trabajador que puede ser un riesgo para la comunidad en el ámbito laboral”, dijo su presidente, Daniel Funes de Rioja. Con la vacunación, quien quiera entrar a una fábrica tiene que vacunarse. Si no, no podrá ingresar y el empleador podrá cesar la dispensa, el haber o las asignaciones no remunerativas. Esto es el cese del pago”, aclaró el también abogado laboralista.

“Cada cual hará lo que quiera. Lo que no se puede es ganar un salario sin ir a trabajar”, dijo sobre la recomendación que hará la entidad fabril a sus socios y abrió una polémica que crece.

Fuente: lanacion.com