ECONOMÍA – El déficit primario es la mitad de lo presupuestado, a un mes de fin de año

0
574

El déficit primario acumulado a noviembre fue de 2,1% del PBI, la mitad que lo previsto por Martín Guzmán. Como es habitual, en diciembre se acelera el gasto público y terminará en torno a 3,5%.

El déficit primario del Sector Público Nacional en noviembre fue de $ 134.653 millones, equivalentes a un 0,3% del Producto Bruto Interno (PBI), según informó este lunes el Ministerio de Economía. Asimismo, el déficit financiero llegó a $ 242.089 millones el mes pasado.

Así, en el acumulado de los primeros once meses de 2021, el desequilibrio primario suma $ 911.298 millones (2,1% del PBI) y el rojo financiero, $ 1.579.888 millones (casi $ 1,6 billones o 3,7% del PBI), luego de excluir los ingresos extraordinarios por el cómputo de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que envió el Fondo Monetario Internacional (FMI) a mediados de año.

En cambio, teniendo en cuenta los recursos del Aporte Solidario y DEG, a noviembre se acumulaba un déficit primario de $ 483.897 millones (1,1% del PBI) y un déficit financiero de $1.152.487 millones (2,7% del PBI).

El gasto primario registró en noviembre una suba de 76% interanual, que asciende a 81,2% si se excluye el gasto relacionado a la Covid-19 en 2020 y 2021.

Esto se corresponde con “inversión de capital” y medidas de “inclusión y contención social”, de acuerdo a lo informado por la cartera que conduce Martín Guzmán.

Resultado primario, mes a mes y año por año. Fuente: Consultora Ledesma

Las erogaciones del Sector Público Nacional mostraron un crecimiento de los subsidios energéticos, que se contrapesan con una caída en términos reales de las prestaciones sociales (49,1% nominal interanual, por debajo de la inflación en ese período).

Mientras que por el lado de los ingresos, los derechos de exportación (83%) y los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social (69%) marcaron la diferencia, con una mejora de los salarios medios y la recuperación de la actividad económica y los precios internacionales de las materias primas.

Con todo, frente a un Presupuesto 2021 que preveía un déficit de 4,5% del PBI, a falta de un mes para que termine el año quedaría por ejecutar la mitad.

Si bien es habitual que en diciembre se acelere el gasto público, por el pago de aguinaldos y bonos, el desequilibrio quedaría en torno al 3,5%, según opinan distintos consultores.

“No es un buen dato. El gasto viene creciendo muy fuerte en términos reales y el Gobierno se comió el ajuste que se hizo en 2018 y 2019, que salió muy caro porque lo hizo la crisis por las malas. El panorama fiscal arranca muy complicado en 2022, con el déficit primario alto y una inercia complicada”, consideró Gabriel Caamaño Gómez, de la consultora Ledesma. Por caso, el año que viene no estarán presentes ni los DEG del FMI ni el Aporte Solidario.

Fuente: cronista