ECONOMÍA – El Gobierno espera que la inflación afloje después de marzo

0
408

Matías Kulfas afirmó que el acuerdo con el FMI anclará expectativas; la apuesta a una canasta de frescos.

La Argentina tendrá un primer trimestre de inflación elevada. Pero, gracias al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), lograría anclar expectativas y comenzar a transitar una camino de desinflación una vez finalizado marzo.

Desconocidas aún las anclas oficiales durante 2022 para contener la suba de precios, el acuerdo con el Fondo aparece como la esperanza del Gobierno para moderar la inercia inflacionaria.

Así lo dejó trascender hoy el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que además dio más detalles de los trabajos que la Secretaría de Comercio Interior, que conduce el cristinista Roberto Feletti, está llevando a cabo para morigerar el avance de los precios de los alimentos, sobre todo los frescos.

“Se está trabajando en dos direcciones. Es un trabajo que encabeza el secretario de Comercio Interior junto al Mercado Central”, dijo sobre el fideicomiso para alimentos. “Ahí vemos dos cuestiones: primero, la necesidad de ampliar la oferta, porque hay momentos del año en que se nota la falta de oferta de productos frescos, estacionales, por falta de productores que tengan más capacidad. El fideicomiso estaría focalizado en financiar a estos pequeños productores con tasas accesibles para que puedan obtener más equipamientos y cubrir algunas necesidades para la producción”, agregó el ministro.

“El segundo punto tiene que ver con intervenir en procesos estacionales. Hay momentos del año en que el precio del tomate se dispara por la falta de oferta, porque terminó la cosecha y hay un lapso de 30 o 40 días hasta que entra la nueva y el precio se vuelve ridículamente alto”, dijo Kulfas, y cerró: “Después, al mes siguiente, viene la nueva cosecha y el precio baja drásticamente, pero obviamente eso genera problemas en el presupuesto de los hogares. Por eso, la finalidad de tener un fideicomiso que permita establecer un esquema de previsibilidad a la oferta durante todo el año”.

La inflación de enero, según el IPC difundido la semana pasada, fue de 3,9%. Los alimentos, en tanto, marcaron un 4,9%, según el Indec.

“Tenemos en claro que el tema precios es uno de los problemas centrales, porque va directo al corazón de esta reactivación. Para que llegue a todos los hogares es clave que podamos reducir la inflación y mejorar los salarios”.

“La inflación tiene varias aristas. Este es un elemento que tiene que ver con los productos frescos. Luego tiene que ver con lo macroeconómico. Hay cuestiones que se van a resolver con más estabilización económica”, estimó el ministro de Desarrollo Productivo, y concluyó, sobre el acuerdo con el FMI: “El acuerdo con el Fondo va a ser un elemento de estabilización, va a dar previsibilidad. No porque sea la solución, sino porque va a eliminar estos factores de incertidumbre que estaban presentes. Son varios elementos los que tenemos que trabajar”.

Fuente: la nación