ECONOMÍA – Números en rojo para las economías regionales: más de la mitad está “en crisis”

0
502

El “semáforo” de Coninagro alertó que 11 de las 19 actividades analizadas se encuentran en una situación crítica, 6 están en un estado regular y apenas 3 atraviesan por un buen momento. “La sequía, los costos en suba y los precios estancados ponen en alerta al sistema productivo”, señaló el relevamiento.

Coninagro publicó su relevamiento de las 19 economías regionales monitoreadas por el área de Economía, con cifras que surgen con datos relevados durante enero pasado. 

El informe de la gremial, presidida por Carlos Iannizzotto, advirtió: “Casi todas las economías regionales están en rojo. La sequía, los costos en suba y los precios estancados ponen en alerta al sistema productivo”.

De hecho, hay 11 actividades en rojo (en crisis o con signos de estarlo), 6 en amarillo (advertencia) y 3 en verdes (en crecimiento). “Es el mes en que más rojos hubo desde 2019″, resaltaron. Entre las “verdes”, se encuentran las producciones de porcinos, forestales y de algodón.

En este contexto, desde la gremial recordaron: “El Semáforo de Economías Regionales busca simplificar la complejidad y heterogeneidad de la producción en el campo hacia una herramienta visual de análisis”. 

 

image.png

Coninagro remarcó además que las economías regionales atraviesan “una situación compleja”, ya que “el semáforo presenta cambios por la sequía en las actividades del litoral respecto al mes anterior (yerba, forestación, mandioca, cítricos dulces). Un empeoramiento por el granizo y las heladas en vino, peras y manzanas, la falta de mercados en maní, los costos en papa y en leche”. 

A su vez, el promedio simple de los precios de las actividades relevadas crecieron 45% en términos interanuales en enero del 2022, estando por debajo del 50,7% de la inflación oficial. Mientras que la media de los indicadores de costos crecieron en el mismo período 72%.

El sector porcino tiene rentabilidad positiva, pero con mucha incertidumbre 

Desde Coninagro señalaron que el comienzo de año “encuentra al sector porcino con ligera rentabilidad positiva pero con ciertas incertidumbres y expectativas”. 

“Por un lado, las crecientes importaciones de cortes congelados de cerdo provenientes de Brasil que van directamente a la góndola y no a la industrialización, compiten en forma directa con los cortes frescos locales generando una caída en la demanda previa al período otoño-invierno en el cual naturalmente baja”, detallaron. Al respecto, Juan Martín Tanzi de la Cooperativa Granjera de Ascensión, relató: “Hoy está un poco frenado el consumo, porque está viniendo cerdo de afuera. Está entrando cerdo de Brasil congelado y se vende como carne fresca. Eso frena nuestra actividad y la venta de animales en pie. Los compradores bajaron el precio y a los productores nos aumentaron mucho los costos, en cereales como el maíz y la soja. Casi no hay rentabilidad, el margen que tenemos es muy acotado”.

image.png

Coninagro destacó la producción nacional de papas y reclamó mayor acceso al financiamiento 

En tanto, el titular de la entidad cooperativa, Carlos Iannizzotto, participó días atrás de la 43° edición de la Fiesta Provincial de la Papa, donde destacó la importancia de esa economía regional, que a nivel local se encuentra atravesando una situación “de crisis”. “La actividad productiva que hoy nos convoca aquí en Mar del Plata, la papa, es el tercer cultivo alimenticio en el mundo, luego del arroz y del trigo. La producción mundial alcanza, aproximadamente, a los 370 millones de toneladas, siendo China, India y Rusia los principales productores”, sostuvo el dirigente, quien este fin de semana también visitó la Fiesta de la Papa en Comandante Nicanor Otamendi. 

Desde Coninagro describieron que la Argentina produce aproximadamente 2,8 millones de toneladas de papas, destinándose, para ello, entre 75 a 80 mil hectáreas de nuestro territorio nacional. “La papa es, por lejos, la hortaliza más consumida en el país y es el alimento tradicional de la dieta de los argentinos con una ingesta de casi 41 kilos anuales por habitante”, señaló la entidad que integra la mesa de enlace junto a la Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). 

Las principales regiones productoras de papa, según la superficie cultivada en la campaña 2019/2020 son: Buenos Aires con el 55%, Córdoba junto a San Luis con 30% entre ambas provincias, Tucumán 8%, Mendoza 5% y menor proporción en Jujuy, Salta y Santa Fe. El resto de la superficie la generan San Juan, Chubut y Río Negro, ampliando el espectro de producción en sectores no tradicionales de la producción papera.

Por su parte, el consejero de Coninagro y vicepresidente de la Federación Nacional de Papa, Mario Raiteri, comentó: “Estamos acompañando la visita del presidente de nuestra entidad, en un encuentro de productores donde relevamos el área sembrada satelitalmente, y eso clarifica la situación de esta economía regional. Y nos da un panorama de aquí hasta junio, ya que en esa época empieza a producirse en otra zona”. 

A lo que agregó: “Necesitamos medidas de mediano y largo plazo, hoy no somos sujeto de crédito ni tenemos ventajas impositivas, hoy hay 80 mil hectáreas sembradas de papa en manos de 400 productores, necesitamos que haya más productores. La principal preocupación es la incertidumbre que nos va trayendo esta situación favorable que se ve en los commodities, en una producción como la papa que tiene costos en dólares pero vende en pesos, nos trae preocupación”. 

“Hoy la ecuación económica no da, no sé si vamos a poder sostener este ritmo de superficie sembrada”, acotó Raiteri. 

“Enfrentamos suba de insumos, de fitosanitarios, de fertilizantes, de alquileres, de combustibles, porque los dueños de los campos piensan en función de maíz, trigo, soja y girasol”, redondeó Raiteri.

Fuente: coninagro