FINANZAS – Pánico financiero: el pesimismo llegó al nivel de la crisis de 2008

0
439

El indicador alcista y bajista personalizado del Bank of America regresó a ese nivel máximo de pesimismo.

El panorama económico no aclara, los inversionistas evalúan el escenario y las expectativas, lejos de tornarse positivas, se hunden en perspectivas negativas, y según Bank of America, el sentimiento de los inversores en este momento es “sin duda” el peor desde la crisis de 2008, superando incluso los primeros meses cuando se desató la pandemia y se activaron los cierres.

La entidad indica que el indicador alcista y bajista personalizado del banco regresó a ese nivel máximo de pesimismo. Lo que está incidiendo en que el efectivo esté superando a los bonos y a las acciones.

En efecto, la aversión al riesgo tiene a los inversionistas acudiendo al efectivo como vía de protección. Según la entidad, el efectivo tuvo entradas de $30,300 millones; mientras que en los fondos de acciones globales se vieron salidas de u$s7.800 millones esta semana, y en los fondos de bonos se perdieron u$s6.900 millones. Además de otras salidas por u$s400 millones que se registraron en el mercado del oro.

“Esto amenaza con ser la liquidación de las operaciones más concurridas del mundo”, indicaba la nota de la entidad.

Y según este reporte de BofA, estas pérdidas en los bonos del Gobierno son las más altas desde 1920 -hace 102 años-. Los rendimientos de los títulos del Tesoro -inversamente proporcional al precio- siguen disparados, con el de dos años en máximos de 15 años y el de 10 años en máximos en 11 años.

Pero además indica que prevé que las acciones caigan todavía más, con un pronóstico desalentador, en el que apunta a una nueva caída de 7% en el S&P 500 en lo que va de año, ubicando el índice entre 3,300 y 3,500 puntos.

Según los analistas de BofA, encabezados por Michael Hartnett, director de inversiones, las valoraciones estarán presionadas por las duras condiciones financieras, aunado a los riesgos geopolíticos, y a la tendencia de crecimiento económico más lento.

Fuente: ambito