ECONOMÍA – EEUU: la inflación volvió a desacelerarse al 6,5%, pero acumuló en 2022 la segunda cifra más alta en 4 décadas

0
438

El IPC en término mensual cae un 0,1%, en comparación con el ascenso 0,1% del mes de noviembre. Por su parte, el IPC subyacente en término interanual subió en diciembre un 5,7% (según lo previsto y frente al 6,0% del mes anterior) y en término mensual asciende un 0,3% (frente al 0,2% anterior).

Tal y como esperaba el mercado, los datos de inflación en Estados Unidos correspondientes al mes de diciembre fueron menores que el anterior. La inflación interanual sube al 6,5% tal como se estimaba y por debajo del 7,1% de noviembre, lo que sigue confirmando la ralentización en el ascenso de los precios. Incluso, algunos expertos apuntan a un adiós definitivo al pico de inflación. Será clave la decisión de la Reserva Federal de cara a su próxima reunión de tasas de interés el 1 de febrero.

Sin embargo, la inflación en EEUU cierra un 2022 para el olvido: se trata de la segunda cifra más alta en 40 años, cuando llegó a alcanzar el 12,5%. También se trata de la sexta caída consecutiva en la inflación anual desde el pico de junio de 2022.

El IPC en término mensual cae un 0,1%, en comparación con el ascenso 0,1% del mes de noviembre. Por su parte, el IPC subyacente en término interanual subió en diciembre un 5,7% (según lo previsto y frente al 6,0% del mes anterior) y en término mensual asciende un 0,3% (frente al 0,2% anterior).

“La Fed seguirá subiendo tasas para enfriar la demanda y restaurar el equilibrio. Mayores tasas de interés desincentivan la creación de empleo y el número de vacantes disponibles, reduciendo la presión sobre los salarios. El mercado anticipa que la Fed subirá 50 puntos básicos adicionales llegando a un tipo terminal de 4,75%/5,00% en marzo. El retroceso en el IPC proporciona argumentos para que el banco central no sólo modere el ritmo de subidas sino también para que pueda abrir la discusión acerca de una posible pausa”, explicaron en Bankinter por Reuters.

Para Naeem Aslam, analista jefe de mercados de AvaTrade en Bolsamanía opinó que “la inflación de EEUU está en línea con las expectativas. Aunque esta es una buena noticia, los actores del mercado han estado esperando que el número muestre un poco más de mejora y esto ha hecho que las apuestas alcistas del dólar regresen al mercado”.

“Sin embargo, por cualquier métrica, este número es mucho mejor que la lectura anterior y la inflación se está moviendo en la dirección correcta, lo que debería mantener algo de presión sobre la Reserva Federal”, ha agregado.

John Leiper, director de inversiones de Titan Asset Management, consideró que el dato “es una buena noticia, la dirección del viaje es una buena noticia, pero de magnitud insuficiente para desviar a la Fed y a Jerome Powell de su postura agresiva”.

“Eso es interesante porque los precios de mercado implican una diminuta probabilidad del 30% de que la Fed suba más de un cuarto de punto en su reunión de febrero. Eso no concuerda con los comentarios de los miembros del comité de la Fed sobre la carga anticipada de los aumentos de tasas restantes y las indicaciones de que la tasa terminal bien podría establecerse por encima del 5%”, concluyó.

La inflación de servicios clave para la Fed

“Consideramos que, pese a la deflación mensual a nivel general, la aceleración tanto en la inflación núcleo, en especial para los servicios, seguirá implicando cautela por parte de la Fed. La inflación de servicios, así como un mercado laboral robusto (en diciembre se aceleró marginalmente la creación de empleos en servicios), no permiten por el momento asegurar que exista una tendencia sostenida de desinflación. Creemos que el hike de la reunión de febrero podría ser de 50pbs, manteniendo la magnitud de diciembre. Decimos esto porque la Fed (ver últimas minutas) y varios de los miembros del FOMC ya han manifestado que las presiones desde el mercado laboral y la inflación en servicios no permiten asegurar por el momento que se haya entrado en un sendero decreciente del ritmo de avance de los precios. En este sentido, desacelerar el ritmo de los hikes arriesgaría un relajamiento en las condiciones financieras por la interpretación del mercado de que se estaría controlando la inflación, algo que podría ser contraproducente y sobre lo que la propia Fed advirtió en las minutas”, analiza el informe de SBS.

Fuente: ambito