ECONOMÍA – Comercio electrónico: Santa Fe ocupa el quinto puesto en el ranking de ventas en el país

0
450
En 2022 las tiendas nube en la provincia facturaron $4.963 millones y realizaron más de 500 mil transacciones. El 80% de las compras se realizaron con teléfono celular y el medio de pago elegido fue la tarjeta de crédito.

A la hora de definir los medios de pago, la tarjeta de crédito sigue siendo el más elegido, pero crecen las billeteras virtuales

El comercio electrónico prende fuerte en Santa Fe. La provincia se ubicó en 2022 en el quinto puesto entre las plazas con más ventas on line en el país, con una facturación en las tiendas nube que alcanzó los $4.963 millones y más de 500 mil transacciones realizadas. El método de pago elegido fue la tarjeta de crédito, especialmente por la posibilidad de acceder a una financiación y ocho de cada diez compras se realizaron mediante el teléfono celular.

Los datos surgen de Nubecommerce 2022-2023, el informe realizado por Tiendanube, la plataforma líder en e-commerce en América latina, que brinda estadísticas, tendencias y análisis del comercio electrónico.

Según estos datos, en Santa Fe se vendieron 1.562.275 productos, con un ticket promedio de $9.898 y en el top de las preferencias de los santafesinos se ubican: la ropa de invierno, los alimentos y suplementos deportivos.

En paralelo, las categorías que más ventas registraron fueron: indumentaria, hogar y jardín y cosmética y salud.

Por otra parte, a la hora de recibir sus productos, los santafesinos optaron un 32% por la opción de envío personalizado (es decir un acuerdo con el vendedor), un 17% por retiro en tienda física, y el 51% restante optó por el envío vía correo a domicilio.

“Vemos a Santa Fe creciendo año a año”, reveló Franco Radavero, country manager de Tiendanube en Argentina, quien explicó que en la provincia “son cada vez más las pymes y los emprendedores que eligen Tiendanube para dar el salto y potenciar su desarrollo”.

De hecho, en 2022 la facturación total se duplicó respecto al 2021 y el número de tiendas nube en la provincia aumentó en un 18%.

“Las pymes se acercan y expanden su oferta de operaciones, primero hacia Buenos Aires y luego al resto del país”, detalló Radavero y explicó que a nivel provincial se sigue la tendencia que se da a nivel país donde la indumentaria está entre los sectores de mayores ventas. Sin embargo, dijo que en Santa Fe “aparecieron más actividad en áreas como bienestar, cosmética, salud y belleza y decoración, jardín y equipamiento para el hogar”.

Por otra parte, destacó el movimiento en artículos asociados a deportes y alimenticios. “Esa es una tendencia que vimos a nivel país en 2022 y también en Santa Fe”, agregó el ejecutivo.

En cuanto al resto de las tendencias respecto de pago, la provincia sigue los pasos de lo que ocurre en el país, con una preponderancia del envío personalizado a la hora de adquirir el producto “lo que da cuenta que son entregas de relativa cercanía”, apuntó Radavero.

El celular es la estrella

El informe de Tiendanube muestra que en todo el país el uso de dispositivos móviles continúa avanzando año a año y esta vez alcanzó el 76% de las compras nacionales, en tanto que solo el 24% se realizó por computadora. En el caso de los santafesinos, el porcentaje de compras realizadas a través de dispositivos móviles se eleva al 80%.

“Estos resultados reflejan como las adquisiciones a través de smartphones o tablets dejan de ser una tendencia y se consolidan como la opción preferida de los usuarios, hecho que refuerza la importancia de contar con una tienda online preparada tanto para ser usada en una computadora como a través del celular, priorizando la optimización de lo que se conoce como mobile first”,indicó el relevamiento de Tiendanube difundido hoy.

En el país

De la nueva edición de Nubecommerce se desprende que durante el 2022, a nivel nacional las tiendas nube facturaron $117.240 millones, lo que representa un total de más de $321 millones por día.

De este modo, en el último año se registró un crecimiento en ventas del 10% en comparación al 2021, con un total de 11 millones de transacciones efectuadas. Para este volumen, el ticket promedio fue de $10.366 en cada orden de compra.

Las tres categorías con más ventas fueron a nivel nacional: indumentaria (37%), accesorios de moda (8%) y salud y belleza (7%).

Por otra parte, la tarjeta de crédito y el pago personalizado se impusieron nuevamente como los medios más usados por los clientes de las tiendas nube para abonar por sus compras, con el 63,2% y el 21,5% respectivamente.

La sorpresa del 2022 fue que la tarjeta de débito (5,8%) fue desplazada por el dinero en cuenta de pasarelas de pago digitales (billeteras virtuales) que con el 6% fue el tercer método más utilizado.

En el caso de los santafesinos, el 62% eligió abonar sus compras con tarjeta de crédito y, del total de las ventas, el 36% se financiaron en 3 o más cuotas.

“El e-commerce sigue creciendo y a pesar de que vemos lógicamente una desaceleración en comparación con la pandemia, Argentina fue en 2022 fue el país donde más creció en toda Latinoamérica”, dijo Radavero.

“Observamos con grandes expectativas la evolución del e-commerce en la región para el 2023. En el caso de Argentina, según prestigiosos estudios internacionales, el comercio electrónico tiene una proyección de crecimiento anual del 20,7% hasta el 2025 y hoy se ubica en el 4° puesto entre los países con mayor potencial de desarrollo a nivel mundial. Las proyecciones dan cuenta de que el salto al universo digital es la oportunidad para las marcas que buscan vender más, más allá de su tamaño o segmento” indicó Radavero.

Logística

La logística de última milla es uno de los segmentos relevados en Nubecommerce con mayor índice de variación en los últimos años. La opción que más se destaca es el retiro en punto de venta, que continúa su tendencia a la baja por tercer año consecutivo. Este es uno de los comportamientos que empezó a manifestarse a partir de la pandemia en 2020 -impulsado por el aislamiento vigente- y que, con el correr del tiempo, se transformó en una tendencia instalada.

El estudio refleja que en 2019, el 29% de los compradores de las tiendas nube elegía el retiro en punto de venta como método para acceder a sus compras, proporción que se redujo a casi la mitad en 2022 (15%).

Por otra parte, las redes sociales siguen siendo las aliadas indiscutidas para los negocios -en particular, los emprendimientos- que cuentan con un e-commerce y quieren dar a conocer su marca a través de estos canales de alto tráfico, que en 2022 representaron el 41% de las conversiones de las tiendas nube argentinas. Del total de estas ventas, Instagram tracciona el 88%, mientras que Facebook completa el total con 12%.

“Contar con una tienda online se vuelve una decisión ineludible para las marcas que buscan desarrollar sus negocios y, en ese sentido, es fundamental contar con aliados clave que simplifiquen la gestión y aporten en la consecución de sus objetivos”, dijo Radavero, de Tiendanube, la plataforma que constantemente se renueva ara ofrecer a emprendedores, y pymes soluciones para manejarse dentro del canal on line.

El poder del consumidor

“El comercio electrónico te devuelve el poder como consumidor”, resumió Radavero al explicar la tendencia que se impone y que permite elegir no sólo calidad y variedad sino también precio. “No comprás lo que te venden, sino lo que querés y lo que podés pagar”, indicó el ejecutivo para quien este despegue que experimenta Argentina obedece a tres grupos de factores: una cuestión demográfica y cultural; hábitos; y las ventajas del e-commerce.

En el primer caso, “en Argentina hay muy buena penetración de Internet y usos de smartphone y el país cuenta con una cultura emprendedora en tecnología”, dijo y recordó que es común conocer casos de “unicornios” que surgen. “Esto hace que la gente esté más abierta a adoptar nuevas formas de tecnología”, agregó.

El segundo punto que explica este crecimiento, que son los hábitos, dijo que éstos fueron cambiando, tanto en las empresas como en los consumidores. “Antes tal vez una marca tenía local a la calle y sentía que el canal on line le iba a canibalizar las ventas o a quitar foco en su producto. Ahora entendieron que te permite crear marca y conectar con los compradores de manera distinta, integrando las tiendas físicas con las redes”, explicó Radavero.

Por el lado de los consumidores, “entendieron que pueden comprar on line, que es seguro, que el producto llega, se puede devolver y las inseguridades que había hace 15 años ya no están”, agregó.

El tercer grupo de razones que impulsó el crecimiento tiene que ver con las ventajas propias del comercio electrónico, “mucho más en un país como Argentina donde la macroeconomía está complicada, el e-commerce permite comparar precios, descubrir qué producto se busca realmente, conocer nuevas marcas, conectar con ellas y vendedores de todo el país, etcétera”, dijo el ejecutivo de Tiendanube. “Esto da la opción de comprar lo que necesitás y lo que podés pagar”, concluyó.

Fuente: la capital