ECONOMÍA – Puja: pymes reclaman que grandes empresas “absorban” el costo de la devaluación

0
262

El salto cambiario del lunes post PASO gatilló una ola de notas de débito para actualizar facturas emitidas al nuevo tipo de cambio oficial, de $350. Pymes piden al Ministerio de Economía que interceda en la negociación con los grandes proveedores de insumos industriales.

La devaluación del 22% en un día del tipo de cambio oficial efectuada el lunes pasado después de las PASO generó jornadas de incertidumbre, con listados sin precios y frenos en las ventas. Ahora, la gran preocupación de las pymes es tener que afrontar el pago de las facturas al nuevo tipo de cambio, pese a ya haber vendido la mercadería, por lo que temen quedar descapitalizadas.

Marcelo Fernández, presidente de la Confederación Empresaria (Cgera), aseguró a Ámbito que están en negociaciones con el Ministerio de Economía por este tema. “Estamos pidiendo que las pymes no tengamos que absorber la devaluación, en los casos en los que hubo ventas hasta el viernes pre-PASO, y que no se efectivizó el pago”, afirmó.

Sobre los problemas que generó el salto cambiario, explicó: “Las grandes empresas que nos proveen de insumos están pidiendo pagar la diferencia de precios de un tipo de cambio que saltó de $280 a $350. El problema es que gran parte de esa mercadería ya se produjo y se entregó. Tienen que hacer algo porque, si no, nos destrozan el capital de trabajo”.

El pedido de las pymes industriales a Economía surge para que el ministerio interceda ante los traslados de los grandes proveedores de insumos industriales. “Estamos solicitando que regulen esas subas y amortigüen la devaluación, porque otros costos, como las tarifas, no se devaluaron en esa magnitud”, agregó Fernández.

La devaluación del tipo de cambio oficial post PASO fue un déjà vu del 2019 para las empresas, donde también hubo días donde se frenaron las ventas por falta de precios. Según comentaron fuentes del sector privado, algunas reactivaron la operación entre el miércoles y el jueves de la semana pasada.

Lo que ocurre por estos días es una ola de notas de débito producto de la diferencia cambiaria. Hay sectores, como puede ser el petrolero, donde los contratos se encuentran en dólares, atados al tipo de cambio oficial del día de cierre de la emisión de esa factura. Los pagos se realizan entre 30, 45 o 60 días. Sin embargo, aunque las facturas se hubieran hecho antes de las elecciones, existen cláusulas que se gatillan por diferencias cambiarias. De ahí que lo que comenzará a circular por estos días son las notas de débito que plantean la diferencia.

En este contexto, las cámaras empresarias pymes salieron con comunicados para expresar su situación. La cámara de la pequeña y mediana industria metalúrgica (Camima) advirtió que se “paralizaron las transacciones comerciales e industriales”. Además, alertaron que hay empresas que “tienen deudas en dólares, por lo que hoy tienen que pagar un 25% más”.

Por su parte, la Federación de Comercio e Industria (Fecoba) indicó en un comunicado que luego de las elecciones primarias el 75% de los comerciantes sufrió aumentos de entre el 10 y el 25% en los precios de lista de sus insumos, mientras que el 13% llegó a percibir incrementos de hasta 50%, y luego un 5% registró subas superiores al 75%. Por este motivo, relevaron que el 81% de los comercios corrigió precios de venta de sus productos hasta tres veces durante agosto.

Las consecuencias ya se empiezan a ver en el consumo. En Fecoba indicaron que el 75% respondió que tiene inconvenientes para reponer bienes y stock, y el 40% declaró que las ventas bajaron en la última semana.

En el contexto de incertidumbre, las pymes industriales reclaman conocer los planes de los candidatos a presidente, una temática poco presente en los discursos. Desde la entidad Industriales Pymes (IPA) le acercaron una invitación formal a los candidatos para que asistan a un congreso industrial que organiza esta semana la entidad en La Rural.

Fuente: ambito