FINANZAS – Las dudas de la FED: ¿mantendrá o subirá las tasas de interés en su próxima reunión?

0
209
Luego de las opiniones que se conocieron en la tradicional reunión anual de Jackson Hole, la pregunta es si el alza de las tasas de interés ya terminó
Luego de las opiniones que se conocieron en la tradicional reunión anual de Jackson Hole donde se reúnen los presidentes de los Bancos Centrales más importantes del mundo, la sensación es que el alza de las tasas de interés en los Estados Unidos por ahora no terminó.

La prioridad de este año que era bajar la inflación se está cumpliendo y aterriza más rápido que la actividad económica y el nivel de empleo pero el problema es que si la economía crece muy fuerte eso aumentará las expectativas de inflación futuras.

La inflación de los últimos 12 meses llegó al 2,6 % anual  y la FED pretende cumplir con la meta del 2 % anual a más tardar en el 2.025.

Por su parte la actividad económica se comenzó a moderar de acuerdo al último informe PMI de la industria y los servicios.  Lo concreto es que después que la tasa de interés a 10 años tocara un máximo de 4,36%, la misma cayó y luego repuntó para ubicarse en valores cercanos al 4,08%.

El mercado no cree que la FED no suba las tasas en la próxima reunión

En relación a una futura suba de la tasa de interés de corto plazo  el mercado hoy considera con un 93% de probabilidad de ocurrencia que la FED  no aumentará su tasa de política monetaria en la próxima reunión del 20 de septiembre y que tampoco lo hará en las próximas reuniones, pero con una probabilidad de más baja de ocurrencia.

La última vez que la FED subió las tasas de interés fue el 26 de julio elevándola 25 puntos básicos para llevarla a un rango del 5,25 al 5,50% anual. El valor más alto desde enero de 2.001, es decir de hace 22 años.

Con ese aumento la FED lleva 11 subas consecutivas dentro del actual ciclo de contracción monetaria. Este se inició en marzo del 2.022 y  constituye la suba de tasas más agresiva en los Estados Unidos desde los años 80 con un incremento de 525 puntos básicos.

Luego de las opiniones que se conocieron en la tradicional reunión anual de Jackson Hole, la pregunta es si el alza de las tasas de interés ya terminó

Un reciente informe de IEB considera con respecto al futuro de la tasa del Tesoro a 10 años que la misma comenzaría a bajar en el segundo trimestre del 2024.

La diferencia entre las expectativas del mercado y la proyección vigente del Comité de Política Monetaria ( FOMC) para fines de este año volvió a ampliarse en 25 pbs. En tanto que en relación a fines del 2024 se mantiene también en 25 pbs.

La reunión de la FED será el 19 y el 20 de septiembre

“Queda claro, que salvo que el FOMC modifique sus proyecciones en la reunión del 20 de septiembre, actualmente las diferencias entre las expectativas del mercado y el FOMC son marginales. Como ya hemos planteado en reportes anteriores, por el momento no consideramos que este sea un tema central de debate” explica el informe.

También destaca lo ocurrido con la deuda durante agosto no ha tenido tanto que ver con las expectativas de la tasa del FOMC, sino con eventos como:

  •  El aumento de las necesidades para el tercer trimestre, anunciado por el Tesoro
  •  El “downgrade” de la deuda de largo plazo por parte de Fitch
  •  La modificación que decidió el Banco de Japón con respecto al techo del rendimiento del bono a 10 años
  • La licitación del bono a 30 años del 10 de agosto, en la cual el “bid to cover ratio” quedó por debajo de 2,5.
Las dudas de la FED: ¿mantendrá o subirá las tasas de interés en su próxima reunión?

La situación económica de EE.UU. bajo la lupa de los expertos

La semana pasada, algunos integrantes de la FED hicieron presentaciones en las cuales se refirieron a la situación de la economía de los EE.UU., mostrando diferencias en sus puntos de vista. Raphael Bostic, presidente de la Reserva Federal de Atlanta, en el marco de una presentación en el Banco Central de Sudáfrica, dijo: “creo que la política es apropiadamente restrictiva”, y agregó “debemos ser cautelosos y pacientes y dejar que la política restrictiva continúe influyendo en la economía, no sea que corramos el riesgo de endurecer demasiado e infligir un dolor económico innecesario”.

Con una lectura distinta de la situación, la presidenta de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester, quien no vota este año en el FOMC, dijo que la inflación sigue siendo demasiado alta a pesar de las recientes mejoras, y que el mercado laboral sigue siendo fuerte.

Mester no especificó si cree que se necesite otro aumento de las tasas de interés o qué cree que debería hacer la Reserva Federal en su reunión de política monetaria del 19 y 20 de septiembre, afirmó “las cuestiones de política monetaria son si el nivel actual de la tasa de fondos federales es suficientemente restrictivo y cuánto tiempo será necesario que la política siga siendo restrictiva para mantener la inflación bajando de manera sostenible y oportuna hacia nuestra meta del 2%”. Su presentación tuvo lugar luego de conocido el reporte del mercado laboral, por lo que reconoció que las acciones de la FED  están ayudando a que el mercado laboral alcance un mejor equilibrio, pero consideró que el mismo aún está muy ajustado.

Coincidiendo con lo expresado por Jerome Powell, Mester afirmó que “las futuras decisiones de política monetaria tendrán que ver con la gestión de los riesgos y los costos inter temporales de un ajuste excesivo frente a un ajuste insuficiente de la política monetaria”. A diferencia de la postura de Bostic, Mester consideró que sería un peor error no ajustar la política lo suficiente.

Con respecto a los activos de renta fija el informe explica que “si bien se puede apreciar un poco de volatilidad en el tramo de las letras, lo más relevante de este segmento es que mantienen un rendimiento en torno al 5,50% y consideramos que se mantendrá en dicho nivel en lo que resta del año”. El informe de IEB describe que tanto en el tramo medio de la curva, como en el tramo largo en agosto se generó un importante castigo en los precios que desplazó la curva en forma ascendente.

No obstante, durante la última semana el tramo a 2 años recuperó todo el terreno que había perdido durante las primeras tres semanas, así como también se puede apreciar una recuperación parcial en el tramo superior a 2 años e inferior a 20 años, mientras que en el tramo más largo (de 20 a 30 años) no se registró recuperación. También hay visiones opuestas. Por un lado, hay estrategas que consideran que el movimiento de las tasas durante agosto fue un “overshooting” y proyectan a 12 meses, una tasa de 10 años en 3,25%, como la registrada entre fines de marzo y comienzos de abril.

Un reciente informe de IEB sobre el futuro de la tasa del Tesoro a 10 años considera que comenzaría a bajar en el segundo trimestre del 2024

¿La tasa a 10 años podría llegar al 4,75 %?

En el otro extremo el ex secretario de Tesoro Lawrence Summers considera que el mercado debería hacerse a la idea que más allá de los movimientos de corto plazo, la tasa a 10 años podría ubicarse en 4,75%.

En el caso particular de la tasa a 10 años, se puede observar como la misma ha venido aumentado desde comienzos de abril, dentro de lo que podemos definir como un canal alcista.

Si bien la tasa se ha encontrado con una resistencia en 4,33 %, se puede apreciar que teniendo en cuenta la historia desde los 80, no ha sido la regla que la tasa de 10 años quede mucho tiempo por debajo de la tasa de Fed Funds.

En este contexto desde IEB explican que hay dos motivos para fundamentar la conveniencia de ser cuidadosos con la “duration”:

  • La volatilidad que han registrado y que podrían seguir registrando los tasas
  • Si bien la chance de una suba de la tasa de política monetaria en la reunión del 20 de septiembre es percibida con una probabilidad de sólo el 7%, hay que considerar que en dicha reunión corresponde la presentación de la actualización de las proyecciones económicas del FOMC.
Fuente: infobae