IMPOSITIVAS – AFIP controla tus ahorros en plazo fijo en noviembre: ¿desde cuánto se debe notificar con la nueva tasa?

0
427
Las entidades financieras deben dar a conocer a la AFIP los movimientos de plata que se realizan a partir de cierto monto.

Hace solo unas semanas, y en pleno camino hacia las elecciones presidenciales que se llevaron adelante este domingo, el Banco Central decidió subir la renta que paga al plazo fijo tradicional unos 15 puntos porcentuales. De esta manera, estableció el nuevo piso en 133% de tasa nominal anual (TNA).

Por lo tanto, una colocación bancaria paga 10,9% a 30 días, que es el período mínimo de encaje de los fondos solicitados por este instrumento, para depósitos de personas físicas por montos de hasta 30 millones de pesos. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado, la tasa garantizada se establece en 126%.

Esta medida fue tomada ya que en septiembre, la tasa de inflación mensual se ubicó en 12,7%, impulsada por el arrastre estadístico de la aceleración de precios que tuvo lugar en agosto, luego de la recalibración del tipo de cambio oficial.

Hay que tener en cuenta que la tasa de inversión previa era de 118% (209% en términos efectivos anuales, TEA), también para inversiones a 30 días y por montos de hasta 30 millones de pesos. Esto se traducía en un incremento del rendimiento mensual efectivo al 9.7%.

AFIP vigila tus ahorros en plazo fijo en noviembre

Así como los bancos deben dar a conocer los movimientos de las cuentas y tarjetas de débito y crédito de sus clientes a partir de un monto mínimo, lo mismo sucede con las inversiones a plazo fijo.

Desde hace varios meses, las entidades financieras tienen que informar a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) el monto total acumulado de los depósitos a plazo fijo realizados durante el período mensual correspondiente, cuando este alcance o supere los $200.000. Anteriormente, dicho límite era de $90.000. El incremento se llevó adelante hace un tiempo a fin de mejorar la transparencia en la supervisión de las transacciones financieras.

Las entidades financieras tienen que informar a la AFIP cuando el monto de los depósitos a plazo fijo alcance o supere los $200.000

Este monto de $200.000 es mensual e incluye todo tipo de acreditación. Es decir que la norma rige también para cajas de ahorro, cuentas sueldo o de la seguridad social y cuentas especiales.

Mediante esta disposición, las entidades financieras deberán dar cuenta a la AFIP de los movimientos cuando el monto total acumulado de las acreditaciones o extracciones mensuales en moneda argentina o extranjera resulte igual o superior a $200.000. También deberán informar los saldos de las cuentas alcanzadas por la norma que al último día hábil del período mensual informado, resulten iguales o superiores en el mes -en valores absolutos- a $ 200.000.

Asimismo, es de $120.000 el piso para que esas mismas entidades comuniquen a la AFIP sobre los consumos realizados con tarjetas de débito.

Plazo fijo: cuánto gano al mes si deposito $100.000

Con esta nueva tasa de interés del 133%, un depósito de $100.000 en plazo fijo durante un período de 30 días generaría ganancias cercanas a los $11.083 a través de un plazo fijo tradicional. Este retorno económico, derivado de las tasas de interés competitivas, representa un estímulo para aquellos individuos que buscan consolidar su patrimonio y enfrentar los desafíos económicos actuales.

Sin embargo, para los que tienen un monto más significativo, como un millón de pesos, la inversión mensual en plazos fijos se convierte en una opción aún más atractiva para proteger su capital contra la devaluación monetaria y salvaguardar la estabilidad de sus finanzas familiares.

De esta manera, en un período mínimo de 30 días, un depósito de un millón de pesos generaría ganancias de aproximadamente $110.000. Esto se traduce en un rendimiento diario de poco más de $3.600. Estas cifras representan un incentivo considerable para aquellos que buscan mantener su poder adquisitivo y salvaguardar su patrimonio en tiempos de incertidumbre económica.

Fuente: infobae