ECONOMÍA – En plena caída de las ventas, las empresas de alimentos preparan nuevos aumentos “quirúrgicos”

0
238
Los alimentos tendrán ajustes de entre 7% y 15% en el arranque de 2024. En la industria creen que, a diferencia de los meses previos, habrá un sólo ajuste.

Empresarios de diversos rubros de la economía dan testimonio del incipiente freno de las ventas. Después de una primera quincena movida, con una fuerte devaluación en el medio, y la “corrida” de los consumidores a las góndolas de los supermercados y a otros comercios minoristas para abastecerse de mercadería antes de nuevos aumentos de precios, ahora el escenario tiende a plancharse.

Todavía no hay ningún registro “duro” que cristalice esa tendencia. Por ahora, la situación es percibida por testimonios de distintos sectores.

Una caída abrupta en las ventas de electrodomésticos, baja de reservas en los centros turísticos para el verano y la menor facturación en la última Navidad son algunos ejemplos, salteados, de lo que está sucediendo.

Los fuertes aumentos en los precios de los alimentos y de los medicamentos -sin una recomposición de los salarios- tiene una relación directa con esa realidad. En simultáneo, sectores que venían trabajando bien y que ajustaban sus valores al ritmo de la inflación, ahora observan que a los nuevos precios, la demanda se desploma.

“La caída de la actividad es vertical”, asevera el gerente de una reconocida concesionaria de autos.

El retroceso del poder de compra de la población es notorio. La inflación de diciembre, en torno al 30%, será superior en el caso de los alimentos. De acuerdo al último monitoreo de la consultora Eco Go, la inflación de la comida alcanzaría al 35% este mes.

La inflación de diciembre, en torno al 30%, será superior en el caso de los alimentos

En este contexto, las compañías fabricantes de alimentos ya alistan las nuevas listas de precios para la próxima semana.

Cómo vienen los aumentos de enero

Las empresas líderes de la alimentación están definiendo las próximas listas. Algunas ya anticiparon a sus clientes, los supermercados y mayoristas. Buscan evitar nuevos cortocircuitos con algunas cadenas, que salieron a denunciar -mediante carteles- el abuso en los incrementos de parte de sus proveedores.

Los ajustes involucran a los productos más emblemáticos de la canasta básica.

“Los aumentos van a ser quirúrgicos. Por ahora se acabaron los ajustes generalizados que vimos en noviembre y diciembre. Se aplicarán incrementos en línea con los aumentos de nuestros costos. Y estamos muy atentos a la recepción del mercado”, dice a iProfesional el gerente comercial de una alimenticia líder.

Otra de las cuestiones claves para lo que viene: las industrias líderes planificaron, en principio, una única lista mensual. Tanto en noviembre como en diciembre hubo entre dos y tres remarcaciones generales en cada uno de esos meses.

Algunos ejemplos de cómo sigue la dinámica:

  • Harinas y yerbas tendrán ajustes del 7% cada una. Se trata de dos de los productos que más se encarecieron en el año. En el caso de las harinas provocaron alzas muy fuertes en los subproductos, como pan y fideos.
  • Lácteos: +8%
  • Fideos: +12,5% en promedio. También forma parte del lote de mayores incrementos en los últimos meses. De 60 días para acá, los paquetes de fideos llegan a costar entre dos y tres veces más caros.
  • Aceite de girasol: +15%
El nuevo “Ahora 12” abrirá las puertas a una mejora de las ventas durante el ciclo recesivo

Una cuestión clave en algunos de estos ajustes: la administración Milei dio por finalizados los fideicomisos a través de los cuales se subsidiaban los precios de la harina y sus derivados y de los aceites.

Esa decisión implicó una suba inmediata de esos productos, que a su vez se encarecieron tras la devaluación. Hubo un doble efecto.

Medidas para compensar

En medio de la aceleración inflacionaria y el ajuste en los bolsillos, el Gobierno volvió sobre sus pasos con algunas ideas: la secretaría de Comercio encabeza una propuesta de acuerdos de precios en los supermercados.

Si bien desde el equipo económico se esfuerzan por aclarar que esta vez no habrá sanciones a los incuplidores ni monitoreos especiales, la idea es que el sector privado “acompañe” al Ejecutivo en la propuesta de liberar al mercado y dejar de lado al Estado.

Por ahora, las grandes cadenas de supermercados no adhirieron a esa invitación oficial, pero en la secretaría de Comercio apuestan a que esa decisión se revise más temprano que tarde. “A veces las cámaras empresarias rechazan propuestas que terminan siendo avaladas empresa por empresa”. Desde el Gobierno aseguran que una gran cadena de supermercados se adherirá a los acuerdos de precios en los próximos días.

Otro de los capítulos que habían sido apartados era el plan de cuotas “Ahora 12”. Como anticipó iProfesional, el sistema será relanzado con otra nombre. Una de las posibilidades es que se denomine “Cuota simple”, pero todavía no está definido.

Para el relanzamiento, la Secretaría de Comercio y el Banco Central encabezan las negociaciones con las cadenas comerciales y con los bancos. Buscan acordar el reparto de las cargas financieras entre el Estado y el sector privado.

El incentivo, dicen, es que el nuevo “Ahora 12” abrirá las puertas a una mejora de las ventas durante el ciclo recesivo de la economía.

Fuente: iprofesional