ECONOMÍA – Por el corte de transferencias nacionales, Santa Fe pierde $12.500 millones mensuales

0
151
El ministro de Economía de Santa Fe, Pablo Olivares, cuantificó el impacto del ajuste  sobre las transferencias no automáticas

El fisco provincial pierde $12.500 millones mensuales por los recortes de un conjunto de transferencias no automáticas que dispuso el gobierno nacional. Así lo aseguró el ministro de Economía de Santa Fe, Pablo Olivares.

El funcionario repasó el impacto de la reducción de estos envíos, que incluyen distintos tipos de aportes, el fondo de incentivo docente y el compensador del transporte incluidos, durante el acto de inauguración del stand santafesino en Expoagro. Fue un día antes de la reunión que mantendrá este miércoles, junto a sus pares de otras provincias, con funcionarios del Ministerio de Economía de la Nación. Un encuentro que oficiará de previa a la cumbre que mantendrán el viernes los gobernadores con funcionarios del gobierno nacional.

“La reunión había sido convocada antes del discurso del presidente Javier Milei en el Congreso, para que nos expliquen algunas decisiones tomadas por el gobierno nacional, como la interrupción de transferencias, y para discutir algunos aspectos vinculados con la autorización de endeudamiento y con la Comisión Federal de Impuestos”, señaló Olivares, quien de todos modos señaló que “ahora seguramente habrá algo del Pacto de Mayo”.

El viernes pasado, durante su mensaje de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, el presidente convocó a los gobernadores, luego de llenarlos de insultos y chicanas, a firmar un pacto refundacional de la Argentina el 25 de mayo en Córdoba. El decálogo que Milei quiere hacer firmar a los gobernadores, sin derecho a observaciones, es un documento que consolida el plan Motosierra y, entre otras cosas, impulsa una reforma de la coparticipación. Además, exige la aprobación previa de la ley ómnibus que naufragó en el Congreso en enero y del DNU multi reforma de más de 300 artículos.

Una mayoría de los mandatarios, a quienes el jefe del Estado considera culpables del fracaso de esa intentona legislativa, aceptó el convite. Fundamentalmente, como señal de distensión frente a una escalada política que alimentaba una riesgosa crisis institucional. Pero pocos están dispuestos a aceptar las exigencias presidenciales sin beneficio de inventario.

El gobernador Maximiliano Pullaro aseguró el martes en Expoagro que “a Santa Fe no la van a extorsionar ni la van a amedrentar”, aunque señaló que todavía “no hay claridad” sobre la propuesta que efectuará el gobierno nacional el viernes en la Casa Rosada.

Pullaro pidió mirar hacia “el interior productivo” y arengó: “Si pensamos políticas públicas en una mesa escuchándonos, dialogando, Santa Fe va a ser la locomotora del cambio que va a venir a la República Argentina”. Por ahora, lo que viene sintiendo es una fuerte pérdida de recursos.

Además de sufrir el recorte de transferencias, la provincia sufre las consecuencias de la estanflación. El ministro Olivares señaló que los ingresos suben en estos meses en términos nominales pero bajan 30 puntos respecto de la inflación, con una mejor performance de tributos propios que nacionales.

“Por las condiciones en las que estamos hoy, hasta mayo falta mucho por transitar”, dijo al comentar los términos de la convocatoria presidencial a las provincias. “Después de estos tres meses seguimos confiados en el diálogo, pero todos los días nos enteramos de decisiones por vía de los hechos que perjudican a las provincias”.

Durante su paso por la megamuestra, el presidente volvió a arremeter contra los mandatarios: “Si no se alinean no se podrán hacer reformas”, advirtió.

Pullaro, quien en Expoagro compartió acto con sus pares de Córdoba, Martín Llaryora, y de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, señaló: “Queremos charlar el viernes para ver que norte le damos a la Argentina. Ese norte no solo tiene que ser tributario y político, sino también productivo”.

Fuente: la capital