PROVINCIALES – Alerta por el fuerte aumento del precio mayorista de la energía eléctrica en Santa Fe

0
128

Comercios y pymes ya enfrentan subas de tarifa que van del 100 al 400 por ciento y tendrán actualizaciones bimestrales

El aumento de las tarifas llega a todos los sectores y ya se registra un “fuerte aumento” del precio mayorista de la energía eléctrica en Santa Fe, advierte un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortíz (Ceso). Pero la situación será más delicada luego de abril con una nueva tanda de actualización de precios.

Con los cambios llevados adelante hasta el momento, el impacto en los comercios y la industria es mucho mayor que en los usuarios residenciales, advierte el centro de estudios. Por ejemplo, una lavandería de zona sur de Rosario, para mantener el mismo consumo de 3300kW/h por bimestre, debe pagar un 257% más que en diciembre de 2023.

Además, en Ceso alertaron que este “sinceramiento” en el precio de la electricidad no terminó. Por empezar, porque estos precios mayoristas de la energía eléctrica estarán vigentes sólo hasta el 30 de abril, las distribuidoras solicitaron actualizaciones bimestrales y, por último, resta actualizar los precios que se cobran a los usuarios que aún tienen subsidios, alertó Ceso.

El gobierno nacional, a través de la resolución 7/2024 de la Secretaría de Energía, dispuso los nuevos precios mayoristas de la energía eléctrica vigentes desde el primero de febrero hasta el 30 de abril de este año. La resolución estableció dos segmentos de usuarios: demanda residencial precio con subsidio y demanda resto sin subsidio, quedando en este último grupo sectores que antes tenían tarifas diferenciadas intermedias como el caso de organismos públicos de salud y de educación y todos los usuarios no residenciales.

Con estos cambios, el precio de la energía para la demanda restante aumentó entre un 100% y un 400% con respecto a enero 2024, los usuarios sin subsidios pasaron a pagar “el precio pleno” de la energía eléctrica, explicó Ceso.

En ese sentido, se detalló que el precio de la energía con subsidio corresponde en la actualidad sólo a la demanda distribuidor residencial N2 (menores ingresos) y N3 (ingresos intermedios). Estos usuarios no sufrieron incrementos del precio mayorista.

El objetivo declarado del gobierno es que todo usuario pague el precio pleno, un precio que refleje el costo de suministro, que debe ser el mismo valor para todo usuario. Esta eliminación de subsidios para los N2 y N3 se implementará en el corto plazo a través de la Canasta Básica Energética (CBE).

En tanto, Ceso señaló que el precio mayorista es el componente principal de la tarifa que paga el usuario final, pero no el único. En la provincia de Santa Fe, además del aumento de febrero del precio mayorista de la energía que se dio en todo el país, en marzo se actualizó el Valor Agregado de Distribución (VAD) que la distribuidora cobra en concepto de prestación del servicio.

“Si bien ya se recibieron facturas con aumentos, en el caso de las pequeñas demandas cuya facturación es bimestral recién sentirán el impacto total desde mayo cuando las facturas comiencen a llegar con ambos incrementos (energía mayorista y VAD)”, indica el informe realizado por Ceso Santa Fe que cuenta con la coordinación de la economista Celina Calore.

A modo de ejemplo, un usuario Nivel 1 (mayores ingresos) que en diciembre pagaba $48.000, para mantener el mismo nivel de consumo 800 KW/h, pasará a pagar $126.000 en abril. El incremento para los residenciales N1 (sin subsidio) es de 162% desde que asumió el gobierno de Javier Milei.

Fuente: la capital