FINANZAS – Qué hará el Banco Central con la tasa que rige al plazo fijo

0
167
El ministro de Economía apuesta a que la tasa de referencia sea la de las LECAPs. ¿Subirán los bancos la tasa de interés del plazo fijo a ese rendimiento?

El ministro de Economía, Luis Caputo afirmó que “la época de la tasa real negativa para nosotros culminó”, tras el resultado de la última licitación de deuda del Tesoro, en la que se colocó $5,4 billones en LECAPs con vencimiento en septiembre a una tasa mensual de 4,25%. Sin embargo, los analistas consideran que “no es así”, y evalúan que es más “una señal de que no se bajarán las tasas” en el corto plazo.

En este contexto, también surge la incógnita sobre si ese mensaje del ministro puede ser indicio de una próxima suba de la tasa de referencia monetaria. Para algunos existe esa posibilidad, mientras que otros no ven esa posibilidad por ahora.

A la vez, Caputo dijo en reiteradas oportunidades que los bancos debería tomar como referencia la tasa del Tesoro, y no ya la tasa de política monetaria que fija el BCRA para los pases. Sin embargo, tras la última baja de tasas de interés que dispuso la entidad monetaria en mayor, que la llevó a 40% anual, lo que equivale a 3,3% mensual, la mayoría de los bancos siguen ofreciendo un rendimiento por el plazo fijo tradicional de entre 28% y 34% anual, o sea una rentabilidad mensual que oscila entre 2,3% y 2,8%, por debajo de las LECAPs. Y los analistas tienen dudas de que los bancos vayan a subir la tasa para alinearla a la de LECAPs.

El INDEC dio a conocer que la inflación de mayo fue de 4,2%, con lo cual la tasa de LECAP de la última licitación del Tesoro de 4,25% quedó levemente por arriba. Un informe de la consultora Outlier planteó: “¿Deja de ser negativa en términos reales? En el corto plazo no; las expectativas de inflación para junio y julio están en torno a 5% mensual. Más aún para julio con la vuelta de los aumentos de tarifas”.

En sintonía, el analista financiero Christian Buteler sostuvo que, aunque la inflación de mayo sea 4,2%, “tenés que mirar hacia adelante, y lo más probable es que en junio tengas un rebote inflacionario. Va a terminar arriba de mayo, por los ajustes de tarifas”.

Alejandro Giacoia, analista de EconViews, opinó que lo que implica el mensaje de Caputo, es que “desde el Gobierno ven que la inflación de los próximos meses va a estar por debajo de ese número, para pensar que esa tasa (del 4,25%) es positiva en términos reales”, pero destacó que “en junio hay probabilidades de que la inflación suba algún puntito porque vuelven los aumentos de regulados”.

A su vez, Ramiro Tosi, ex subsecretario de Finanzas en la gestión de Martín Guzmán, consideró que “el texto que acompañó el comunicado de la licitación fue más una expresión de norte u objetivo hacia adelante qué realidad concreta; de hecho hoy (por el jueves) toda la curva de LECAPs hasta la de mediados de agosto están rindiendo menos que la tasa de política de BCRA (TEA 49,15%)”.

Asimismo, Pablo Repetto, jefe de research de Aurum Valores, alegó que “anuncian que se terminó la tasa real negativa, pero luce prematuro declarar eso, porque los últimos datos de inflación de alta frecuencia dan cuenta de una aceleración” en los próximos meses”. Y recalcó “sobran pesos y ellos colocan a 4,25%, pero después la tasa de mercado cae debajo de esos niveles y sigue siendo negativa”.

¿El Banco Central moverá la tasa monetaria en breve?

Para Repetto, el mensaje de Caputo “parece una señal de no habría nuevas bajas de tasas en el corto plazo, luego de la apresurada decisión de bajas de abril y mayo” que fue una de las causas que impulsó la escalada de los dólares paralelos.

Asimismo, el economista cree que “si la inflación de junio/julio viene mal podrían subir un poco la tasa sobre todo porque en el segundo semestre no van a tener mucha oferta de dólares y subiendo la tasa podrían especular con que haya algún grado de venta de divisas”.

Por su parte, Buteler prevé que el BCRA “va a mantener sin cambios la tasa este mes” porque “subirla sería reconocer que se equivocaron al reducirla tanto, y bajarla creo que no lo van a hacer después de la reciente experiencia y hasta no consolidar la baja de la inflación”. Y enfatizó: “Si la bajaron con la inflación de 8% no la van a subir con la inflación de 4,2%”

Para la consultora Outlier, “hablar de que llegó el fin de las tasas negativas puede en todo caso referirse a que no hay más bajas de tasas anticipándose a la baja de las expectativas de inflación, es decir, que no se fuerza más la tasa negativa para licuar”.

“Implica, por un lado, reconocer el límite que impuso el diferencial de tasa en dólares con el crawling corriendo a 2% mensual e, incluso, abrir la puerta a futuras subas de tasa en el caso que la marcha de las expectativas de inflación así lo requiriese. Esto permitirá que el proceso de suba de tasa real hacia terreno positivo continúe sin forzamientos, como los que hemos visto en las últimas semanas, lo cual venimos señalando como un paso necesario en la previa a una salida del cepo”, aseguró.

A su vez, Ian Colombo, Financial Advisor de Cocos Capital,  dijo que “no vemos que este en la hoja de ruta subir las tasas de referencia del BCRA., no iría de la mano con la política monetaria que se está llevando a cabo”. Y subrayó: “creemos que el proceso de tasa real negativa culminó, pero es un camino largo el que falta recorrer para que sean positivas en términos reales, quizás a fines de año, se den las condiciones para lograrlo”.

Con la misma mirada, Maximiliano Ramírez, economista de la consultora Sur Americana Visión, consideró que “no veo posibilidad de que el BCRA suba la tasa, no hay ningún driver, no tiene incentivo para hacerlo, el tipo de cambio alternativo sigue lateralizando en torno a los $1.200 y $1.300, con serruchos”.

Asimismo, el equipo de research de Adcap Grupo Financiero estimaron que “en junio es probable que mantenga la tasa en estos niveles porque ya la bajó bastante y también se juega la estacionalidad de mayor demanda de dólares”. Pero aclararon que, hacia adelante, “nuestro sendero es que siga bajando”.

Tasa de interés: ¿bancos tomarán de referencia a LECAPS y subirán renta del plazo fijo?

En Adcap esgrimen que “mientras el nivel de tasas de interés de los bancos esté por debajo de la tasa de LECAPs, se podría decir que todavía no están buscando competir por depósitos porque tampoco quieren extender su exposición al Tesoro”. Y señalaron que “en la medida que la demanda de préstamos del sector privado empiece a aumentar con la mejora de la actividad y la normalización de las variables macroeconómicas, deberíamos ver a los bancos avanzando en esa dirección”.

Por su parte, Tosi prevé que algunos bancos “en este contexto probablemente puedan subir algo la tasa de interés al 35% como un par hicieron recientemente”. En tanto, Buteler también destacó que “algunos bancos han tocado un poquito la tasa porque habían quedado muy abajo y empezaban a perder depósitos”.

“Veremos que pasa ahora. Eso depende mucho de cuál siga siendo la oferta y el comportamiento de la LECAPs, a cuánto tiempo las sigan colocando, a qué plazos. La última licitación dejó desierta los plazos a 30 y 60 días, y colocó todo a 90 días. Eso tampoco mejora mucho la posibilidad de los bancos de colocarse tan largo, teniendo en cuenta que los plazos fijos son a un promedio de 30 días. No veo todavía que haya un mercado como para que se vuelque a la LECAP. Y tienes el límite de la exposición de los bancos al Tesoro”, explicó.

Analistas prevén que la inflación en junio se acelerará, por lo cual la tasa real seguirá negativa

De igual mirada, Nery Persichini, jefe estratega de GMA Capital, planteó: “Con la migración desde pases a Lecap, el Gobierno busca que este segundo instrumento sea la línea de flotación del sistema financiero. El problema es la RPC de los bancos, que no permite que inviertan los depósitos íntegramente en títulos del Tesoro y que, por lo tanto, puedan usar la tasa como benchmark”

Colombo cree que “el spread de tasa entre LECAP y plazos fijos tradicionales, no durará por tanto tiempo, y en algún momento, ambas van a tender a un rendimiento similar”. Y acotó: “nos inclinamos más hacia una compresión de tasa de LECAPs por sobre una suba de tasas de plazos fijos”.

Consultado sobre la posibilidad de que los bancos suban la tasa de interés del plazo fijo, Ramírez recalcó: “La respuesta es ni, porque hay una competencia. Los bancos lo que van a empezar a ver es si hay mucha migración de depósitos de un banco a otro, ahí va a haber algunas competencias en cuanto a posibilidad de alza de tasas. Pero no creo que la referencia inmediata, como lo que estuvo pasando años anteriores, sea que la tasa del plazo fijo esté muy en línea con la tasa de las LECAPs, porque la referencia va a ser la colocación de préstamos, y en función de cuántos préstamos va colocando también es la tasa que va a pedir”.

Fuente: iprofesional