ECONOMÍA – Lácteos: por qué se disparó el precio y faltan en las góndolas

0
673

En primeras marcas, un litro de leche cuesta más de $40, una manteca ronda los $80, y el queso ya se convirtió en un alimento de lujo.

Según un informe del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, la producción de leche en el país cayó más de un 10% a principios de año. Cuestiones climáticas inusuales, entre otros problemas, provocaron que la industria lechera tuviera menos cantidad de producto y obligó a las distintas empresas adaptar su producción a esta disminución de materias primas.

Esta problemática se trasladó a los precios, y desde hace un tiempo pararse adelante de la góndola de los lácteos provoca una desagradable sorpresa: en primeras marcas, un litro de leche cuesta más de $40, una manteca ronda los $80, y el queso ya se convirtió en un alimento de lujo para los argentinos que consumen hasta 12kg de queso por año.

Jorge Giraudo, director general del Observatorio, explicó las razones por las que los precios de los lácteos se dispararon a las nubes y cuándo comenzarían a normalizarse después del fuerte incremento.

La caída de la producción se debe a varios motivos: en primer lugar, una cuestión estacional, ya que desde octubre hasta abril hay una caída del 30%. Además, este año en particular, el primer trimestre hubo un caída de 10% respecto al año pasado por cuestiones climáticas ligadas a las altas temperaturas y la humedad que produjeron stress en los animales y por lo tanto, menos capacidad de producir leche.

El cierre de tambos tuvo también su injerencia en el problema, y el bajo stock de leche no refrigerada o en polvo, debido a las importantes exportaciones, también influyeron en el aumento de los precios, que además están atravesados por el proceso inflacionario de la economía.

Todos estos factores llevaron a que la gente busque precio y se vuelque a segundas marcas, provocando la escasez de estas, que, a su vez, no tienen la capacidad de subir la producción al nivel que exige esta creciente demanda. Al no haber materia prima suficiente, cada empresa tiene que cubrir en góndola los espacios que tiene cada producto y no puede distraer producción que destinaba a eso, a producir más leche fluida.

Este faltante, según explicó el especialista, tendería a normalizarse ya rumbo al mes de mayo cuando la producción del sector vuelva a subir gracias a otro proceso estacional. Habrá que ver si dentro de unos meses los precios de los lácteos bajan acompañando la mayor oferta y si, efectivamente, las segundas marcas -muchas de ellas incluidas en el programa Precios Cuidados- vuelven a las góndolas.

Fuente: lt10digital.com.ar