IMPOSITIVAS – La recaudación tributaria terminó el año en línea con la inflación por liquidaciones adelantadas del campo

0
900
En diciembre de 2019 la recaudación tributaria alcanzó los $492.366,6 millones, que representa una variación del 53,9% en relación al mismo mes de 2018.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) difundió este viernes las cifras de la recaudación de diciembre y el resumen del comportamiento anual de los distintos gravámenes, y destacó que los ingresos tributarios superaron los $5 billones en 2019.

En diciembre de 2019 la recaudación tributaria alcanzó los $492.366,6 millones, que representa una variación del 53,9% en relación al mismo mes de 2018.

Así, los ingresos tributarios ascendieron el año pasado hasta los $5,0 billones, un incremento del 48,5% en relación a 2018, según informó este viernes la AFIP.

La evolución de la recaudación experimentó una caída en términos reales. Los ingresos tributarios se vieron afectados en 2019 por la recesión económica y el deterioro en los indicadores del mercado de trabajo.

Los efectos del menor dinamismo en el nivel de actividad se observan en el Impuesto al Valor Agregado y el Impuesto a las Ganancias, que culminaron 2019 con una variación acumulada frente al año anterior del 38,7% y 47,8%, respectivamente.

Los ingresos vinculados con el Sistema de Seguridad Social, por su parte, registraron un aumento del 33,9% a lo largo del año pasado, que refleja el impacto negativo de la retracción de la economía sobre el empleo y los salarios.

El desempeño de la recaudación durante 2019 también se vio afectado por distintas modificaciones de la política tributaria. Por un lado, los cambios en el esquema de Derechos de Exportación vigentes entre septiembre de 2018 y diciembre de 2019 (el incremento de la alícuota y la determinación de un máximo a través de una suma fija) así como la inclusión de los servicios a partir de enero de 2019 resultaron en un aumento del 248,9% en los ingresos por este concepto a lo largo del año pasado.

La AFIP destacó que, enn sentido contrario, incidieron la reducción del Impuesto al Valor Agregado para algunos de los alimentos que conforman la canasta básica y el aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para Personas Humanas impulsados durante el último cuatrimestre de 2019. Ambas definiciones resultaron en menores ingresos tributarios. La recaudación del Impuesto a las Ganancias también se vio afectada por la disminución de la alícuota para las sociedades.

La retracción en la recaudación del Sistema de Seguridad Social en términos reales, por su parte, también se explica por el impacto sobre los ingresos tributarios que tuvieron la unificación de la alícuota y el incremento del mínimo no imponible en las Contribuciones Patronales a la Seguridad Social.

Por contrapartida, los derechos de exportación crecieron muy por encima de la media debido al aumento de la alícuota, la mayor cantidad exportada, en especial de soja que en 2018 se vio afectada por la sequía, y por el aumento del dólar.

A esto hay que sumarle la decisión de las compañías en los últimos meses de adelantar declaraciones para evitar el incremento en las “retenciones” anunciado por el presidente Alberto Fernández a mediados de diciembre.

Por todo esto, los “derechos de exportación” crecieron 248,9% para sumar $398.000 millones.

En cambio los derechos de importación subieron sólo 52%, para alcanzar los $163.000 millones, debido a las menores cantidades compradas al exterior.

La estructura tributaria está concentrada en tres tributos: IVA, Ganancias y Seguridad Social, que en conjunto explican 75,7% de la recaudación del año.

Cuando se incorporan al análisis los Derechos de Exportación y el impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios se alcanza a que $9 de cada 10 de la recaudación tributaria anual fueron aportados a través de esos cinco tributos.

En este marco, en el IVA alcanzó a un $1,5 billones, con una alza de 38,7%.

El IVA Impositivo, vinculado al mercado interno, creció 42,9% mientras que el Aduanero avanzó 33,5%.

Al impacto negativo que tuvo sobre la recaudación del impuesto la retracción en el nivel de actividad se le sumaron que durante 2019 un conjunto de decisiones de política tributaria que redujeron los ingresos tributarios por ese concepto.

En el caso del Impuesto a las Ganancias la recaudación acumulada el año pasado por este impuesto se acercó a $1,1 billones, lo que representó un crecimiento de 47,8% frente al año anterior.

A lo largo de 2019, la recaudación por este tributo se vio afectada por la disminución de la tasa del impuesto para las Sociedades así como el incremento del mínimo no imponible y la reducción de los anticipos en Personas Humanas dispuestos en agosto del año pasado.

Fuente: iprofesional.com