ECONOMÍA – El empleo industrial registrado cayó 5% en 2019, la peor baja desde 2002

0
656

El dato supone unos 57,7 mil puestos menos que 2018, según el informe de Indicadores laborales elaborado por el Centro de Estudios de la UIA, que atribuye el fenómeno a la caída de la producción, la cual cerró el año con una contracción del 6,3%. Desde 2015, se perdieron más de 145.000 empleos manufactureros.

El empleo industrial sufrió una retracción de -5,0% en el 2019, unos 57,7 mil puestos menos, la más aguda desde el 2002. Así lo señala el informe de Indicadores laborales elaborado por el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU), que atribuye el fenómeno a la caída de la producción, la cual cerró el año con una contracción del 6,4%.

“Cabe destacar que esta caída ubica al empleo industrial en un promedio anual de 1,1 millón de puestos, el nivel más bajo de los últimos 12 años y representa una caída de 11,6% (-145.332 puestos) con respecto al 2015”, dice el informe.

Para poner en contexto el retroceso de puestos específicamente industrial, el trabajo de la central fabril recuerda que, en general, el empleo registrado cayó -0,3% interanual en diciembre y cerró 2019 con una caída promedio de -1,0% anual. Este desempeño fue por la caída del empleo asalariado privado, que se contrajo -2,3% en 2019. “Al interior del empleo asalariado privado, la industria se vio gravemente afectada por la caída de la producción”, sostiene.

Y para ponerlo en perspectiva, al comparar el empleo registrado del 2019 contra el del 2015, se observó un aumento del nivel de empleo registrado de 1,9% (unos 229 mil puestos), pero explicado por el incremento en monotributistas (11,1% y 160,3 mi puestos) y por asalariados públicos (5,2% y 156,7 mil puestos).

En cambio, hubo una caída de asalariados privados de 2,2% en comparación al 2015 explicada mayormente por la caída del empleo industrial, el cual cumuló un retroceso de -11,6% en comparación al 2015 cifra que equivale a 145,3 mil puestos lo que ‘visibiliza un fenómeno creciente de deterioro de la calidad de empleo”, sentenció el CEU.

El análisis destacó que “el empleo industrial continúa siendo el más afectado por la contracción económica”y se reflejó en que en diciembre, la merma de puestos de trabajo fue de 50.063 en relación con el mismo mes de 2018.

Al primer semestre del 2019 (último dato disponible) ninguna rama de la industria presentaba incrementos en los puestos de trabajo en comparación con el mismo período del año anterior.

Las ramas con mayor caída absoluta en puestos de trabajo fueron Textiles (-7.405 puestos), Alimentos (-7.640) y Confecciones (-5.796), en tanto que en términos relativos, los actividades más golpeadas fueron Equipos de Radio y Televisión (-23,6% i.a.), Cuero y Calzado (-15,5% ia.), Confecciones (-13,6% i.a.), y Textiles (-11,9% i.a.).

En la comparación interanual, dos provincias no registraron una caída del empleo asalariado en diciembre como en el promedio anual: Neuquén con un incremento de 5 mil puestos (+4,4%) impulsado por el incremento de la actividad vinculada a Vaca Muerta; y Santa Cruz con una suba de 570 puestos.

En términos relativos, las provincias más afectadas son Tierra del Fuego (-9,8%), Catamarca (-6,8%) y Formosa (-5,1%), en tanto que la provincia de Buenos Aires (-2,6%) y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (-2,4%) son las jurisdicciones más afectadas por la caída en la actividad en niveles absolutos.

Fuente: cronista.com