ECONOMÍA – Prevén medidas para restringir las importaciones

0
1309

Por el efecto de la pandemia, impulsarán licencias no automáticas y medidas antidumping para cuidar los dólares. El 30% de las exportaciones se concentra en Europa, China y EE.

Las malas perspectivas para la economía global impactan en la expectativa argentina de aumentar las exportaciones, por lo que el Gobierno se ve obligado a cuidar los dólares del sector comercial. La ayuda que se prevía que vendría del turismo receptivo también se verá resentida por el impacto del coronavirus en el sector. Según los cálculos preliminares, podría haber una caída del 0,2% a nivel global, lo que para America latina sería el 2%, de acuerdo con Moody’s. Por el efecto en el comercio, los economistas advierten que las ventas al mundo sufrirán, no sólo por China —que de a poco comienza a recuperar producción— sino por el impacto de Europa y EE.UU., además de lo que pueda pasar con Brasil, donde los casos avanzan rápidamente.

En las reuniones que mantuvieron con el sector privado, los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo, que vienen pidiendo que se presenten los planes comerciales de las empresas y las cámaras sectoriales, indicaron que se permitirá la importación de los insumos y maquinaria que no se fabrique en el país pero recomendaron buscar proveedores locales siempre que sea posible. “Creemos que no va a afectar en insumos”, explicó Rodrigo Díaz, de la fábrica de muebles Valenziana, quien se reunió con el Ejecutivo para presentar el plan de importación hasta 2022.

Después de que se introdujera licencias no automáticas para la importación de combustibles esta semana, no se descartan nuevas medidas de protección. De hecho, ayer se presentó un antidumping contra la importación de triciclos. Por ahora, todas las normas están en el marco de lo que marca la Organización Mundial de Comercio, marca quienes recuerdan la discrecionalidad de la gestión de Guillermo Moreno.

“La Secretaría de Comercio está haciendo un análisis profundo porque hay mercadería que llega, no tiene licencia y se queda en el puerto”, indicó el titular de la Cámara de Importadores, Rubén García. “Quieren cuidar los dólares y se entiende pero en enero la balanza comercial fue superavitaria en US$ 1.000 millones a costa de la baja de las importaciones que cayeron 16%”, remarcó.

Mercados. Según la consultora Ecolatina, parte relevante de la producción local tiene como destino China, Estados Unidos y Europa (el 30% de las exportaciones) y “el shock de demanda que están teniendo estos países definitivamente afectará el volumen de las ventas”. A eso se suma la caída de precios de los commodities y el turismo. “El ingreso de divisas comerciales se resentirá en un contexto de escasez de reservas internacionales. Las importaciones también se verán afectadas (menor actividad interna y menores precios internacionales), pero el efecto no compensaría la merma en exportaciones”, plantean. Desde Producción aseguraron que no hay nuevas medidas en estudio. Los instrumentos ya están pero depende de la vehemencia con la que se apliquen. Algunas empresas marcan que la entrada en vigencia de las licencias no automáticas empezaron a mostrar demoras, aunque pasaron de tres a seis días.

Para la consultora Abeceb, entre los valores de cierre de 2019 y los actuales se observa una merma considerable en la cotización de la soja, que se redujo un 5,1%. Los precios del maíz y el trigo, por su parte, perdieron un 3,6%, principalmente por la caída de los últimos días. Además advierten que los precios podrían retroceder en las próximas semanas, lo que terminaría derivando en menores precios para la cosecha 2019/20.

En el caso de petróleo y minería, “las caídas internacionales pueden tener un impacto de corto plazo más limitado debido a que ambos sectores están pendientes mayormente de regulaciones internas”, remarca la consultora del ex ministro de Producción, Dante Sica. En el largo, son variables que pueden afectar las inversiones como en Vaca Muerta.

Cepos

En el Gobierno ya evalúan una menor demanda desde el exterior por la recesión a causa del coronavirus.
Con la soja en baja, la estrategia será “cuidar” los dólares que se generen.
Como con el petróleo, habría más licencias no automáticas y también medidas antidumping para frenar compras al exterior.
Funcionarios ya le piden a las empresas que busquen proveedores locales para reemplazar insumos extranjeros.

Fuente: perfil.com