IMPOSITIVAS – Coronavirus: vence la cuota del monotributo para 2 millones de contribuyentes y reclaman una prórroga

0
2064

Ante el parate económico por el coronavirus y la consiguiente caída de la facturación de los inscritos, especialistas tributarios y contadores piden a la AFIP estirar los vencimientos por el tiempo que dure la pandemia. Representaría un ingreso fiscal de entre $ 2000 millones y $ 3000 millones.

Este viernes expira el plazo para pagar la tercera cuota del año del Monotributo para los más de 2 millones de inscritos en el régimen, en medio del reclamo de contribuyentes, contadores y especialistas en tributación a la Administración Fiscal de Ingresos Públicos (AFIP) de postergar las obligaciones fiscales dado el parate de la actividad por la pandemia del coronavirus.

Es que la cuarentena y las restricciones a la circulación y a ciertos rubros afectó negativamente la actividad de buena parte de los monotributistas y de su facturación. Pese a ello, deberán afrontar el desembolso de la cuota.

Analistas tributarios consideran que la vigencia del cronograma de vencimientos de impuestos puede complicar la cadena de pagos de las empresas y de monotributistas.

“Pese a la feria fiscal no se suspendieron los vencimientos. Hay pymes y contribuyentes que no pueden pagar los impuestos, el viernes vence el Monotributo y ayer empezó el pago del IVA. No pagar significa atrasos y pérdidas de beneficios. Hoy se está viviendo día a día“, señaló el especialista José Luis Ceteri a El Cronista.

La AFIP dictó el miércoles la feria fiscal administrativa, por lo que los días hábiles hasta el 31 de marzo no se computarán para los plazos procedimentales, en línea con lo que decidió la Corte Suprema para la Justicia y el Tribunal Fiscal de la Nación, pero no suspendió los vencimientos.

Impacto fiscal del Monotributo

Según el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), hasta diciembre había 1,6 millones de monotributistas independientes inscritos y 365.000 afiliados al monotributo social (quienes deben cumplir con una contraprestación laboral a cambio de un plan asistencial del Gobierno). Se estima que otros cientos de miles son adherentes al régimen que poseen otro tipo de ingreso (asalariados, jubilados, pensionados).

En enero, el Monotributo generó recursos tributarios por $ 2770 millones, en tanto que en febrero se captaron $ 2350 millones. A lo largo de 2019, embolsó más de $ 20.000 millones. Mayor es el flujo en el sistema de seguridad social, que representó $ 3820 millones en enero y $ 3966 millones en febrero, en tanto que el año pasado totalizó más de $ 35.000 millones.

Al ser el Monotributo un impuesto anual que se paga en cuotas mensuales inelásticas, la caída de la actividad “no debería afectar la recaudación” de este impuesto, señaló el tributarista Iván Sasovsky a El Cronista.

“Toda la recaudación se va a ver afectada a mediano y largo plazo por los efectos del coronavirus, pero justamente lo que tienen impuestos presuntos como el monotributos, es que son inelásticos en la recaudación respecto a los ciclos económicos, tanto para la recesión como para la expansión de la economía”, explicó.

Sin embargo, Sasovsky estimó que las expulsiones de oficio que habían estado suspendidas en diciembre se reactivaron en marzo y que podría reflejar cierta merma, aunque aclaró que es un efecto que no tiene que ver con la pandemia.

Las cuotas del Monotributo

Este año, las cargas para cada categoría y los topes subieron un 51%, por debajo de la inflación. De esta manera, quedaron así:

Categoría A: engloba a quienes facturen por bienes y servicios hasta $ 208.739,25 y tendrán una cuota mensual de $ 1955,68.

Categoría B: queda con facturación por hasta $  313.108,87 y cuota de $ 2186,80 tanto para contribuyentes que presten servicios como para aquellos que vendan cosas muebles.

Categoría C: queda con facturación por $ 417.478,51 y cuotas en $ 2499,91 para servicios y $ 2457,65 para bienes.

Categoría D: se estableció límite de ingresos brutos hasta $ 626.217,78 y cuotas mensuales de $ 2947,94 para locación y prestación de servicios; y $ 2878,37 para la venta de muebles.

Categoría E: quedó en ingresos hasta $ 834.957, y la cuota total mensual en $ 3872,18 para los servicios y de $ 3482,04 para los bienes.

Categoría F: quedó en $ 1.043.696,27 y cuota mensual de $ 4634,89 para la locación y prestación de servicios y de $ 4003,69 para la venta de cosas muebles.

Categoría G: $ 1.252.435,53 de ingresos brutos y cuotas mensuales de $ 5406,02 para servicios y $ 4558,61 para productos.

Categoria H: con facturación hasta $ 1.739.493,79 y cuotas de $ 9451,93 (servicios) y de $ 7886,41 (bienes).

Categoría I: ingresos hasta $ 2.043.905,21 de ingresos brutos y cuotas de $ 11,336,71 solo para venta de cosas muebles.

Categoría J: ingresos hasta $ 2.348.316,62 y cuota total de $ 13.019,83 solo para venta de cosas muebles.

Categoría K: ingresos hasta $ 2.609.240,69 y cuota total de $ 14.716,41 solo para venta de cosas muebles.

Fuente: cronista.com