ECONOMÍA – Inflación: consultoras anticipan una suba en diciembre de 4%

0
667
El jueves el Indec dará a conocer el último dato de 2020. Consultoras estiman un acumulado anual en torno al 35% y advierten incrementos.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, estimó el viernes que “2020 terminará alrededor de 35%”, dentro del rango que buscaba el Gobierno nacional, y ratificó que la idea es “que la inflación se vaya reduciendo 5 puntos porcentuales año a año”, tal como lo refleja el Presupuesto 2021.

El jueves, el Indec dará a conocer su Índice de Precios al Consumidor que registró en noviembre un incremento del 3,2%, con lo que mostró una desaceleración respecto a la suba de 3,8% verificada en octubre.

En base a esos números, la inflación acumulada en los primeros once meses del año es de 30,9%, 17,4 puntos porcentuales menos que en igual período de 2019.

Para diciembre, de acuerdo al Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central, los analistas estimaron que la tasa de inflación mensual sería de 4,0% en el último mes del año 2020.

En el caso de la previsión que realiza la consultora que conduce el economista Orlando Ferreres, los precios subieron en diciembre 3,6% promedio y en el año acumularon un alza de 33,6% interanual, de acuerdo al índice propio.

Para la consultora Ecolatina el IPC estimado de diciembre fue de 4% en nivel general, confirmando una aceleración respecto de noviembre.

“De esta manera, la suba de precios rozó 36% en 2020, desacelerándose casi 15 p.p. en relación con el promedio 2018-2019. A priori, este resultado parece positivo —señalaron desde la consultora fundada por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna—. Sin embargo, al mirar la trayectoria mensual las perspectivas son menos alentadoras: luego de un segundo trimestre pandémico e inéditamente bajo, con un promedio inferior al 2% mensual, este valor pasó al 2,5% mensual entre julio y septiembre para alcanzar 3,5% promedio mensual en el último trimestre del año (más de 50% anualizado). Por lo tanto, tiene sentido preguntarse cuán sostenible será la baja del 2020”.

Y agregaron: “En nuestro país, las últimas aceleraciones inflacionarias coincidieron con períodos de caída del nivel de actividad. En consecuencia, hay que buscar sus razones más por el lado de la oferta que de la demanda: los precios aumentan traccionados principalmente por el lado de los costos”.

Desde Ecolatina remarcaron que en 2020 la inflación fue muy heterogénea y advirtieron que este año la suba de precios tendrá un piso alto por el retraso, o directamente congelamiento (como es el caso de las tarifas), de varios productos y servicios.

Además, alertaron: “estos no serán los únicos motores inflacionarios de 2021. Por caso, la dinámica salarial también aportará presiones en la materia”.

Fuente: lacapital.com