IMPOSITIVAS – Atención monotributistas: AFIP prorroga la recategorización, ¿hasta qué fecha?

0
59

La AFIP extiende el plazo previsto para la recategorización en el monotributo. Cuáles son los motivos y los detalles de la medida

La AFIP extiende el plazo previsto para la recategorización en el Monotributo hasta el 31 de enero.

A través de una Resolución General que será dictada en el transcurso de los próximos días el organismo establecerá un plazo de gracia adicional para la recategorización en el régimen simplificado para pequeños contribuyentes.

Desde la AFIP indicaron que la medida “se propone ofrecer alivio ante la situación de incertidumbre y zozobra observada entre algunos monotributistas frente a la recategorización con las tablas vigentes”.

La normativa no afectará la obligatoriedad de la recategorización. Los contribuyentes deberán registrarse en la categoría que se adecúe a sus parámetros.

A lo largo de las últimas semanas surgieron dudas entre los contribuyentes y sus asesores sobre la recategorización puesto que las escalas y alícuotas no fueron actualizadas.

Monotributo: la AFIP prorroga la recategorización al 31 de enero

Esta situación obedeció a la suspensión de la ley de movilidad jubilatoria durante 2020 ya que ésta es utilizada para adecuar una vez al año los parámetros del monotributo. De esta manera, el único mecanismo disponible para modificar las escalas es una norma con rango de ley, situación prevista en un proyecto enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo.

Fuentes del organismo remarcaron que “todos los potenciales perjuicios de los que se hicieron eco distintos actores serán subsanados en el proyecto de ley que remitió el Poder Ejecutivo al Congreso”.

Monotributo: la AFIP prorroga la recategorización al 31 de enero

Para eso, explicaron que “durante el debate parlamentario se incorporarán las modificaciones que resuelven tales cuestiones con el fin de garantizar que ningún monotributista se vea impedido de acceder a los beneficios y previsiones del proyecto”.

El proyecto de ley enviado al Congreso de la Nación aborda distintas problemáticas estructurales y coyunturales experimentadas por los monotributistas. Las modificaciones propuestas apuntan a armonizar la transición entre el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS) y el Régimen General (RG), tanto en términos administrativos como en los montos de las obligaciones que deben afrontar quienes cambian de régimen.

La iniciativa se suma al conjunto de medidas implementadas por el Gobierno durante 2020 para amortiguar el impacto económico de la pandemia sobre los monotributistas. A lo largo del año pasado se otorgaron cerca de 600 mil Créditos a Tasa Cero a monotributistas, se evitaron las bajas por falta de pago y se ofrecieron distintos planes de facilidades para regularizar deudas.

Monotributo: el proyecto oficial

Según el proyecto para el nuevo Monotributo, los contribuyentes que en los últimos 15 meses se hayan excedido hasta un 25% del límite máximo de facturación y voluntariamente se hayan ido al régimen general, podrán volver al Monotributo sin tener que esperar tres años.

A su vez, quienes no puedan volver tendrán un recorte del IVA futuro durante tres años, de 50%, 30% y 10% respectivamente, así como un crédito fiscal por el IVA de las compras hechas mientras fueron monotributistas.

Esas dos medidas continuarán funcionando como “puente” para los monotributistas que en adelante excedan las categorías del régimen y pasen al régimen general sin que tenga que advertírselos la AFIP.

El proyecto de Nuevo Monotributo prevé actualización de escalas

Si se recibe antes una intimación de la AFIP, no se podrán computar los descuentos del IVA durante el período de tres años, aunque sí gozarán del crédito fiscal.

Actualización de las escalas

Ese proyecto de nuevo Monotributo, que crea el puente para el pase al régimen general de IVA y Ganancias, será tratado por el Congreso en sesiones extraordinarias en los próximos días.

La iniciativa incluye la actualización para las tablas y los montos a pagar del Monotributo para enero de 2021, los que entrarán en vigor cuando se publique la ley.

En números, en la categoría H, la más alta para servicios, la facturación anual pasará en 2021 de $1.739.493,79 a $2.353.535,10. Y para la categoría K, la más elevada para venta de cosas muebles, la facturación pasará de $2.609.240,69 a $ 3.530.302,65.

Pero no estará en vigor dentro de 8 días hábiles que faltan para la recategorización, motivo por el cual los contadores exigen la postergación de este trámite.

Monotributo: expertos detallan los puntos centrales del proyecto

El proyecto de ley con cambios en el régimen del Monotributo que el Gobierno nacional envió al Congreso plantea un esquema de actualización de los topes de las categorías, contempla el reingreso anticipado al Monotributo de los contribuyentes que pasaron al régimen general.

La iniciativa también busca crear un puente entre el régimen de Monotributo y el de trabajadores autónomos, para que el salto entre un esquema y otro no sea tan abrupto.

El proyecto, que lleva las firmas del presidente Alberto Fernández, del ministro de Economía, Martín Guzmán, y del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, fue enviado formalmente el 30 de diciembre al Congreso y recién este martes se concretó su ingreso por la Mesa de Entradas de la Cámara de Diputados.

En el Gobierno proyectan que la iniciativa comience a ser debatida en las próximas semanas, en el marco del período extraordinario de sesiones, dado que la recategorización al monotributo, de acuerdo al actual sistema, debe implementarse antes del 20 de enero.

En los fundamentos, el proyecto propone “establecer distintos mecanismos para morigerar el impacto negativo” que tuvo la cuarentena en los monotributistas, de manera de beneficiar “a una significativa cantidad de pequeños y pequeñas contribuyentes que, de acuerdo con los parámetros vigentes, quedarían excluidos y excluidas con efecto retroactivo del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes en una situación extraordinaria”.

Además contempla la actualización para las escalas y montos del monotributo correspondientes al período 2020.

“La actualización, de acuerdo a los lineamientos que plantea el proyecto es de 35,3%”, indicó el tributarista César Litvin, CEO del estudio Lisicki, Litvin y Asociados.

César Litvin, CEO del Estudio Lisicki, Litvin y Asociados

Litvin dijo que era necesario definir el porcentaje debido a que quedó sin efecto el que se utilizaba hasta en momento, que era el índice de movilidad jubilatoria.

“Cuando se creó el Monotributo el tope de facturación era aproximadamente de 100.000 dólares, si tomamos al dólar oficial estaríamos en cerca de 9 millones de pesos lo que debería ser el tope de facturación y estamos en venta de bienes 3.5 millones o sea que está atrasado respecto del dólar”, explicó Litvin.

También el texto elaborado por la AFIP busca aliviar la situación de quienes facturaron por encima del límite y que por ello deberían pasar al régimen general.

Respecto de este punto el especialista advirtió que “los excedidos son los que superaron el tope” y aclaró que se dividen en dos tipos: el que superó el límite y el que se quedó -o se fue voluntariamente- como responsable inscripto.

Para el primer caso “en la medida en que sus ingresos no superen el 25% del tope a ese momento puede quedarse en el régimen. El que se cambió voluntariamente y está en la misma relación de facturación puede regresar” como monotributista.

Litvin ejemplificó con datos por qué le conviene regresar a los que están en esta situación: “un monotributista de servicios en el tope de facturación va a pagar en el año 153.000 pesos y si pasa a ser responsable inscripto el monto es de 789.000 pesos por año. Eso explica que la gente se ‘acurruca’ en el monotributo y va enanizando sus ingresos”, dijo.

El otro punto que plantea el proyecto es el puente entre un régimen y otro para que la diferencia no sea tan significativa. Para ello admite beneficios a través del IVA y de Ganancias.

A través del IVA “se le permite un crédito fiscal presunto equivalente a un 17,5% del monto que le fue facturado por los proveedores y también permite un monto equivalente a una doceava parte del 50% de la alícuota en concepto de crédito fiscal pero que no puede exceder el 75% del débito fiscal”, explicó Litvin quien consideró la fórmula muy compleja y que nuevamente los monotributistas necesitarán de la asistencia de un profesional.

De acuerdo al texto enviado al Congreso, para los casos antes mencionados, la alícuota del IVA va a bajar 50% en el primer año, 30% en el segundo y 10% en el tercero.

“También hay beneficios en Ganancias donde toma un gasto deducible equivalente al 82,65% de las compras y una deducción especial equivalente al 50% de un límite”, agregó Litvin.

Este puente reduce el monto a pagar por IVA y deducciones especiales en Ganancias y dura tres años.

A modo de cierre, Litvin recordó que cuando fue creado en el año 1998 se pensaba que el régimen de monotributo iba a alcanzar 500.000 personas, una cantidad superada con holgura en la actualidad debido a que ya suman más de 3,5 millones de contribuyentes inscriptos bajo esta modalidad.

“Esto se explica porque es un régimen que además de ser simplificado establece un muy bajo aporte de dinero que suple el pago de ganancias, IVA y seguridad social a cualquier otro contribuyente que está en el régimen general”, concluyó el especialista.

Fuente: iprofesional.com