ECONOMÍA – Pagos digitales: aseguran que la pandemia los aceleró cinco años

0
807

Un estudio realizado por Accenture destaca el fuerte avance de los medios de pago sin contacto físico e indica el crecimiento previsto hacia los próximos años.

La utilización de los pagos digitales a nivel global continúan avanzando con firmeza. Así lo indicó un nuevo estudio Accenture, que afirma que a partir de la pandemia estos pagos se aceleraron cinco años. Es decir, que el nivel que se observa en la actualidad era el que se esperaba no antes del año 2025. 

“El Covid-19 nos alejó del dinero en efectivo e incluso de nuestras tarjetas de crédito. Los pagos sin contacto crecieron 150% desde marzo de 2019. Y este fenómeno continuará globalmente: casi 2,7 billones de transacciones, por un valor de u$s 48 billones pasarán del efectivo a las tarjetas y los pagos digitales en la próxima década”, indica el estudio.

Javier González Boix, líder de Customer & Payments de Accenture, señaló que la velocidad con la que se están produciendo los cambios es muy elevada y proyectó que para 2024 las billeteras virtuales y las tarjetas de crédito y débito representarán 84,5% del gasto en comercio electrónico a nivel mundial.

De acuerdo con el informe, lo que está cambiando en los pagos es la forma en que se integra la tecnología y la velocidad a la que se produce. En ese sentido, señaló que se está produciendo un acercamiento “casi instantáneo” a la innovación, “con las fintechs encontrando rápidamente los puntos débiles y construyendo productos para explotarlos”. 

“Por ejemplo, algunas fintech del país están impulsando el sistema buy now, pay later (compre ahora, pague después). Este modelo de pago implica la posibilidad de abonar consumos en cuotas y sin necesidad de ser cliente bancario ni contar con tarjetas de crédito y débito. También, se puede implementar sobre compras ya realizadas”, destaca el trabajo.

A la vez, afirma que los bancos digitales suponen un desafío para la industria en la carrera por la innovación centrada en el cliente y destaca que durante la pandemia estas entidades aumentaron 50% en cantidad de clientes y se espera que el tamaño de ese mercado crezca a una tasa del 48% anual, entre 2020 y 2027. 

“Cuando se trata de pagos, los consumidores quieren que sean sencillos e integrados. La banca móvil se suponía que debía atraer a los consumidores para que también hicieran pagos. Pero con demasiada frecuencia esas aplicaciones no están diseñadas para una experiencia de pago con dichas características”, comentó González Boix.

El especialista sostuvo que es difícil que exista una aplicación bancaria única que satisfaga plenamente todas las necesidades del consumidor digital de hoy, pero destacó que los bancos líderes ya están empezando a pensar en cómo impulsar tecnología para ofrecer lo mejor de las fintech y de las bigtech y vincularlas a sus propios puntos fuertes. 

El informe resaltó a la vez que a través de toda la información con la que ahora cuentan, gracias a los pagos digitales, las entidades bancarias pueden influir en el comportamiento de compra, y es esto lo que está atrayendo a grandes compañías tecnológicas, como Google y Apple, al rubro de los medios de pago.

“Hoy se está produciendo una revolución en los sistemas de pagos y las personas esperan una experiencia fluida y de calidad. Avanzar hoy hacia las tecnologías e innovaciones que permiten cumplir con esa demanda es una urgencia para los bancos“, concluyó González Boix.

Fuente: cronista