FINANZAS – Fed, lira turca y un contexto global adverso: advierten sobre la vulnerabilidad de la Argentina

0
578

Según el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), el país es uno de los que más podría sufrir un efecto contagio de la crisis turca y de una Fed que acelere el tapering.

Los analistas del Instituto Internacional de Finanzas (IIF) advierten que se está notando un freno en los flujos de capitales hacia mercados emergentes y advierten que la Argentina se ubica entre los países que más podrían verse afectados

Los riesgos que ven desde la entidad son tanto un efecto contagio en la crisis turca y una Reserva Federal (Fed) más hawkish que acelere el ritmo de tapering.

La expectativa de que la Fed y los bancos centrales del mundo comiencen a revertir sus políticas monetarias en el corto y mediano plazo genera un contexto de mayor tensión financiera, y mayor volatilidad en las tasas de interés. Dicho escenario es especialmente adverso para los mercados emergentes.

Esto es así ya que, una suba de tasas suele generar flujos positivos hacia Estados Unidos, ya que los capitales regresan para aprovechar las tasas más altas. Esto produce una mayor demanda del dólares, haciendo que el tipo de cambio en las demás economías suba, devaluando sus monedas y apreciando el dólar. De esta manera, el dólar en el mundo tiende a subir, lo cual termina siendo un riesgo para los mercados emergentes. Y entre ellos, el IIF ve a la Argentina como uno de los más perjudicados.  A su vez, una suba del dólar tiende a ser una amenaza para la estabilidad de precios de las materias primas, por lo que también podría complicar a los mercados emergentes.   El informe del Instituto Internacional de Finanzas (IIF) firmado por Robin Brooks, managing director y economista jefe del organismo resalta que “nuestro seguimiento de alta frecuencia de los flujos apunta a un freno repentino en los flujos de capitales a emergentes excluyendo a China, con varios mercados importantes cayendo en una cuasi autarquía financiera. En ese sentido, vemos que Argentina, Brasil y Turquía son los mercados emergentes más afectados“, alertó.

El informe del IIF indica, además, que los flujos hacia los mercados emergentes (excluyendo a China) se han vuelto ligeramente negativos en bonos y acciones y que ven riesgos de contagios de la crisis en Turquía hacia el resto de los mercados emergente.El dólar blue apunta a cerrar con una baja semanal y el solidario avanza otro escalón “China domina los flujos de capitales extranjeros hacia los mercados emergentes, mientras que los flujos hacia los mercados emergentes excluyendo a China se han detenido. Los mercados emergentes (excluyendo a China), se encuentran actualmente enfrentando un freno importante y es probable que la gran devaluación de la lira turca empeore el panorama en el futuro, dado que es posible el contagio al resto de los mercados emergentes”, consideraron los analistas del IIF. 

Debido a la crisis financiera que enfrenta Turquía, la lira turca es la moneda emergente que más se devalúa en el año, con una suba del dólar del 85%. Le sigue luego el peso argentino: el dólar oficial sube 20,7%, pero el contado con liquidación trepa 36,8%. Más abajo se encuentran el peso colombiano, el sol peruano y el real brasileño que se devalúan, 14%, 12,8% y 7,7% respectivamente. A su vez, desde el IIF marcan que no todos los emergentes sufrirán de igual manera, encontrando a la Argentina entre el pelotón de mayor vulnerabilidad. “Detrás de este panorama general hay una gran diferenciación entre los mercados emergentes individuales. Argentina ha estado en un estado de autarquía financiera de facto desde que registró grandes entradas de divisas en 2016 y 2017″, remarcaron. A su vez agregaron que tanto el tapering más acelerado de la Fed como un efecto contagio de la crisis turca podría golpear aún más a la Argentina, junto con Brasil. “Nuestro análisis nos dice que Argentina, Brasil y Turquía se encuentran en una cuasi autarquía financiera, con entradas en los últimos años cercanas a cero, ya que los inversores extranjeros se mantienen alejados de las acciones y los bonos en estos países. La última variante de COVID, una aceleración del tapering gradual de la Fed y una gran devaluación en Turquía conlleva riesgos adicionales para un panorama de flujos de mercados emergentes ya estresado en el futuro”, explicaron.

Fuente: cronista.com