NACIONALES – El litro de gasoil ya cuesta más que el dólar “blue” y se paraliza la distribución de alimentos

0
669
Por efecto del faltante, el litro de gasoil ya se comercializa a precios exorbitantes en el interior de la Argentina. Escasea el azúcar y el aceite.

A la par de los faltantes por la traba a los importados y la ausencia de precios de referencia como consecuencia de la disparada del dólar, el desabastecimiento de gasoil sigue profundizándose y se complica la distribución y venta de alimentos. Al mismo tiempo, el tenor del faltante es tal que en el interior del país su valor supera a la cotización del dólar “blue” en este momento: el litro se comercializa a valor por encima de los 270 pesos. Los comercios, mientras tanto, enfrentan la escasa disponibilidad de determinados productos por la afectación del transporte de carga y la perspectiva es que no habrá mejora en el corto plazo.

Desde la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) informaron que el faltante de gasoil ya es un problema vigente en todo el país y que incluso la Patagonia enfrenta complicaciones en los surtidores. La entidad confecciona un mapa con el detalle de la magnitud del desabastecimiento y ninguna jurisdicción escapa al problema.

“Es la primera vez que el verde (color con el que se identifica a las provincias que no sufren restricción alguna para el repostaje de combustible) desaparece totalmente del mapa”, expresaron desde la federación.

Hoy por hoy, 11 provincias se encuentran en rojo, con alto impacto de desabastecimiento o nula disponibilidad del combustible, y mayor demora en la carga. Esas provincias son: Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Jujuy, Formosa, Mendoza y La Rioja.

El faltante de gasoil se hace sentir en todas las provincias de la Argentina.

Falta gasoil y se dispararon los precios en el interior

“De acuerdo con lo que nos informaron, tanto los grandes como los pequeños productores de aceite ya están entregando producto a las petroleras para aumentar el corte con biodiésel. Eso y el final de la siembra y cosecha en el campo empezaría a llevar algo de alivio a los transportistas a la hora de buscar combustible”, dijo, respecto de este escenario, Roberto Guarnieri, titular de FADEEAC.

“La prolongación de este escenario de escasez y la tardanza en el despacho del gasoil importado pese a los anuncios oficiales, imprime velocidad al aumento de precios. Desde el sector del transporte de cargas hemos alertado sobre el tema y queremos colaborar para morigerar los efectos adversos derivados de no administrar políticas en tiempo y forma. Por ello, reiteramos, es urgente y necesaria la puesta en marcha de mesas de trabajo integradas por representantes del sector público y privado”, añadió.

Según pudo saber iProfesional, en torno a la entidad reclaman una injerencia mayor del Gobierno en lo que respecta a la consolidación de precios. Ocurre que en distintos distritos del país el valor del litro de gasoil ya se ubica al menos en 270 pesos. El oeste de la provincia de Buenos Aires, centro y sur de Córdoba y Santa Fe, y el norte en general ya presenta estos valores desde la última semana.

“Si a la escasez se suma la incertidumbre por la cotización del dólar, las consecuencias pueden resultar muy complejas ya que el mercado de combustibles tiende a acompañar inmediatamente a la estructura cambiaria”, comentaron desde muy cerca de FADEEAC.

El desabastecimiento complica la distribución de productos a los supermercados.

No hay gasoil: el efecto sobre los alimentos

El problema del gasoil se hace sentir fuerte en la disponibilidad de mercaderías en las góndolas. Desde organizaciones de almaceneros y cámaras que nuclean a los supermercados chinos informaron que por la falta del combustible se demoró el aprovisionamiento de artículos como el azúcar y el aceite.

“Muchos comercios fueron ‘stockeandose’ durante junio y ahora resisten con la mercadería que pudieron almacenar. Pero la realidad es que los paros de camioneros y la situación en las estaciones de servicio aceleran los problemas hacia adelante. Si no hay una importación fuerte de gasoil en estos días vamos a tener faltantes importantes de productos en Capital Federal y el conurbano”, dijo a iProfesional una fuente ligada a la comercialización de alimentos.

Los sectores productivos aguardan por la promesa del Gobierno, hasta ahora incumplida, de traer al menos 10 barcos cargados con gasoil para atender la demanda doméstica.

Fuente: iprofesional