ECONOMÍA – El FMI mantuvo su proyección de crecimiento en 4% para Argentina en 2022 pero le preocupa la inflación

0
435

Sin embargo, el economista jefe del FMI Pierre-Olivier Gourinchas, señaló que la situación del país es bastante preocupante y resaltó que “la primera prioridad debe ser devolver la inflación a un entorno más estable”.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó este martes 26 de julio el World Economic Outlook (WEO), el informe de Perspectivas Económicas Globales. Al igual que en su último reporte de abril el organismo internacional proyectó un crecimiento para la Argentina en 4% en 2022 y de 3% para 2023..Cabe señalar que, en ese momento, ese valor implicaba una mejora de 1 punto porcentual respecto a enero y de 1,5 puntos en comparación con octubre, aún cuando el Gobierno argentino no contaba con un acuerdo cerrado con el organismo.

En la conferencia de prensa brindada a la hora de anunciar la publicación del nuevo informe, el economista jefe del FMI Pierre-Olivier Gourinchas, fue consultado por la Argentina, y señaló que “la situación en Argentina es bastante preocupante. El tema más importante en Argentina, en este momento, es la inflación desanclada”. “Creo que la cifra está por encima del 60% y las expectativas pueden seguir aumentando en lo que resta del año”, mencionó.

También, resaltó que “la primera prioridad debe ser devolver la inflación a un entorno más estable, y la cuestión que se está debatiendo ahora es si la actual combinación de políticas es suficiente”. “Sin duda, ese es el tema que hay que abordar de frente”, aseguró.

El FMI calificó la situación mundial como “sombría” y reveló que la economía global se desacelerá del 6,1% del año pasado a un 3,2% durante 2022, lo cual representa 0,4 puntos porcentuales menos que en el último informe de “Perspectivas Mundiales” que realizó el organismo multilateral en abril.

“Varios shocks han afectado a una economía mundial ya debilitada por la pandemia: una inflación superior a la esperada en todo el mundo, especialmente en los Estados Unidos y las principales economías europeas, lo que ha provocado condiciones financieras más estrictas; una desaceleración peor de lo anticipado en China, que refleja los brotes y bloqueos de Covid-19; y otros efectos secundarios negativos de la guerra en Ucrania”, detalló el informe.

Entre las revisiones a la baja más importantes se cuentan las de Estados Unidos con una reducción de 1,4 puntos porcentuales y 1,1 puntos en China, países donde ahora se espera crecimientos del 2,3% y 3,3%, respectivamente.

Fuente: perfil