ECONOMÍA – El Banco Central endureció las condiciones para financiar consumos con tarjeta de crédito en dólares

0
816

Cuando el resumen de la tarjeta de crédito tenga un importe superior a 200 dólares se deberá aplicar la tasa regulada por el BCRA

El Banco Central decidió hoy encarecer el financiamiento para las compras con tarjeta de crédito en moneda extranjera, siempre que el resumen mensual supere la suma de 200 dólares. La decisión no limita la cantidad de dólares a gastar con la tarjeta sino que fija un interés más caro para los que quieran pagar el pago mínimo y financiar el resto.

Hasta ahora, cada vez que alguien pagaba menos del importe total del resumen de la tarjeta en dólares y decidía financiar el saldo, la tasa de interés que se le aplicaba tenía un tope del 57%, fijado por el Banco Central. A partir de la decisión tomada hoy por el directorio del BCRA, esa tasa máxima dejará de aplicarse cuando el resumen supere la cifra de 200 dólares.

De esa forma, quienes gasten más de 200 dólares en el mes dejarán de gozar de la protección de ese financiamiento más barato. Los bancos podrán aplicarles otra tasa que también tiene un tope, aunque bastante más alto. Se trata del límite previsto en la ley de Tarjetas de Crédito. En esa norma, se dispone que “el límite de los intereses compensatorios que el emisor aplique al titular no podrá superar en más del veinticinco por ciento (25%) a la tasa que el emisor aplique a las operaciones de préstamos personales”.

En base a ese límite dispuesto por la ley de Tarjetas de Crédito, hoy los bancos están cobrando en promedio una tasa del 83% anual para refinanciar los saldos. Se trata de un promedio ya que cada entidad financiera fija su propia tasa para los préstamos personales y, tras sumarle el 25% autorizado por la ley, surge la tasa a cobrar para el financiamiento con tarjetas. De este modo, la tasa de refinanciación para gastos con tarjeta en dólares subirá del 57% actual a un promedio del 83%

El BCRA señaló en un comunicado: “El Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso que se aplique la tasa regulada por la ley para las tarjetas de crédito emitidas por entidades financieras cuando el resumen de cuenta del mes registre consumos por un importe superior en moneda extranjera a los 200 dólares”.

A partir de esa decisión, las entidades financieras deberán notificar a los tarjetahabientes antes de aplicar esta medida.

En medio de un cada vez más intenso entramado de restricciones cambiarias para tratar de defender las débiles reservas del Banco Central, la medida conocida hoy intenta desalentar el consumo en dólares y se suma a otras en el mismo sentido. A fines del año pasado, el BCRA había decidido impedir los pagos en cuotas en dólares para pasajes aéreos y toda clase de servicios turísticos. Pocas semanas atrás, también dispuso la prohibición de financiar en cuotas para las compras de productos “puerta a puerta”.

Producto de la creciente inflación, el BCRA también dispuso hoy subir la tasa de referencia. Ese rendimiento, que impacta sobre toda la economía, es la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días. Subirán del 52% a 60%, lo que representa una Tasa Efectiva Anual (TEA) de 79,8%, más cercana a los pronósticos de inflación de las consultoras privadas.

Al mismo tiempo, como consecuencia de ese alza, el BCRA subió la tasa de interés mínima que deben pagar los plazos fijos de personas humanas, para establecerla en un nuevo piso en 61% nominal anual para las imposiciones a 30 días hasta 10 millones de pesos.

Este fuerte incremento, también de 800 puntos básicos como las Leliq, representa un rendimiento de 81,3% en términos efectivos anuales, es decir, si el plazo fijo se renueva mes a mes, con capital e intereses, durante un año.

De este modo, un plazo fijo minorista a 30 días pagará un rendimiento del 5,08%. Hasta hoy, ese depósito para las personas físicas pagaba una tasa del 4,4%. Así, la tasa para el pequeño ahorrista se acercará a la inflación pero no logrará equipararla: en junio, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) se elevó un 5,3% y para julio los consultores esperan una suba entre 7% y 8%.

Fuente: infobae