ECONOMÍA – Inflación: economistas aguardan nuevo dato de inflación y analizan panorama electoral

0
792

Los mercados argentinos reanudaron la actividad tras un fin de semana largo luego de dos feriados locales. Analistas opinan sobre el futuro de la economía argentina de cara al cierre anual de posiciones en medio de una fuerte presión inflacionaria.

Los mercados argentinos reanudaron la actividad tras un fin de semana largo luego de dos feriados locales. Analistas opinan sobre el futuro de la economía argentina de cara al cierre anual de posiciones en medio de una fuerte presión inflacionaria que podría llegar al 100% este año, un elevado déficit fiscal, tensiones políticas ante el calendario electoral del próximo año y escasas reservas en el banco central (BCRA).

El mercado aguarda el miércoles el resultado de la licitación de Letras del Tesoro con vencimientos por unos 405 billones de pesos y el jueves el índice de precios al consumidor de noviembre.

“La inflación de noviembre probablemente sea menor al 6%, pero todo parece indicar que será una excepción y que en diciembre volvería a superar ese número, en parte por impactos estacionales típicos de ese mes”, señaló el agente de compensación y liquidación Cohen.

“Teniendo en cuenta la tensión cambiaria y las cada vez más numerosas restricciones a las importaciones, la inflación del 100% anual luce más un piso que un techo para 2023”, afirmó.

“En diciembre se activarán todas las posibles fuentes de emisión monetaria, donde sumando emisión por dólar soja, compra de bonos, intereses de Leliqs, y financiación de déficit primario, la emisión monetaria mensual estaría por encima de los 1,5 billones de pesos”, dijo Roberto Geretto de Fundcorp.

“A favor juega el aumento estacional de la demanda de dinero y que el BCRA seguramente absorberá parte de esos pesos. Pero esto tiene sus límites: en febrero la demanda de dinero vuelve a caer, y la bola de Leliqs sigue aumentando”, explicó.

Perspectivas a 2023

“Las perspectivas para 2023 son de bajo crecimiento (0%-2%) con una nominalidad que en el mejor de los casos replicará la del segundo semestre de 2022”, dijo la consultora Delphos Investment.

“En un contexto de alta incertidumbre, las consecuencias negativas de la sequía, la necesidad de continuar la consolidación fiscal pactada con el FMI y la dificultad de incrementar las colocaciones de deuda en pesos en medio de un año electoral pondrán bajo presión a la política económica”, agregó.

“Todavía el gobierno tiene algunos cartuchos o trucos de magia, cada vez menores. (..) Me da la sensación de que, si los factores externos que hoy no controla el gobierno no se agravan mucho más, como el conflicto geopolítico o la sequía, el gobierno a los ‘ponchazos’ va a tratar de aguantar hasta las elecciones. Esto deja y agrava la situación para adelante”, dijo en declaraciones radiales Dante Sica, exministro de Producción y Trabajo.

“Argentina hoy en día no genera confianza, y por eso el mercado casi no se movió con la noticia de Cristina Kirchner (anunciando que no se presentará a ningún cargo político en 2023)”, estimó Javier Timrman, de Adcap Grupo Financiero.

“Al mercado local no le impactan las noticias políticas ni económicas; lo que impacta en el país es la noticia global sobre el mercado de renta fija. Es algo que tiene sentido porque Argentina es una inversión de mucho riesgo, es high beta, y por eso los inversores buscan otro tipo de oportunidades, afirmó.

“La situación financiera (de Argentina) está muy endeble y peligrosa, a pesar de algunas declaraciones públicas que parecen referidas a otro mundo más estabilizado”, afirmó Vat Net Financial Research.

“Los pagos al FMI requerirían haber recuperado el acceso a los mercados de capitales, lo mismo que otros compromisos producto de las medidas de corto plazo para adelantar ingresos, como en las exportaciones de soja, y para retrasar egresos, como en los pagos por importaciones. Por lo tanto, la situación amerita un monitoreo constante”, señaló.

“El desafiante escenario externo se ve combinado con una creciente incertidumbre respecto al contexto político y económico en el largo camino hacia las elecciones de 2023, al reconocer que los desafíos para administrar la escasez de dólares y el exceso de pesos siguen vigentes”, afirmó el economista Gustavo Ber.

Agregó que “ello podría requerir desempolvar sucesivos ‘parches’ a fin de intentar transitar con el mayor orden posible la etapa en medio de la habitual mayor cobertura de los agentes económicos a fin de evitar sobresaltos financieros, en especial tras el reciente despertar del dólar (en los mercados alternativos) MEP y CCL de la mano de la creciente percepción de atraso cambiario”.

“El mercado local de nuevo tiene como protagonista al dólar, tanto el CCL como el MEP se encuentran en máximos históricos y siembran duda una vez más. En esta ocasión se suma el factor político (…) que podría inyectar volatilidad al mercado en las próximas jornadas”, señaló Leonel Buccolo de Rava Bursátil.

“Por evitar los supuestos costos que implicaría hacer explícito un programa de ordenamiento macroeconómico -de ajuste fiscal, corrección de precios relativos y política monetaria que ataque la inflación-, se llevan a cabo políticas inconexas que no entusiasman ni terminan de capitalizar los beneficios que se generarían por un cambio de expectativas; que podrían dar lugar a un círculo virtuoso que finalmente termine atemperando la magnitud del ajuste necesario”, afirmó José María Segura de PwC Argentina.

Fuente: ambito