ECONOMÍA – Alerta máxima en empresas tras salto del dólar: suspenden ventas y hay pronósticos alarmantes sobre precios

0
355
Desde el Gobierno dejaron trascender que grandes compañías deberían absorber el costo de la suba del dólar. Se habla de un pico de inflación para este mes
Ayer, después de las diez y media de la mañana, una vez que trascendió la devaluación del 22% en el mercado oficial y el nuevo salto del dólar blue, varias de las empresas más grandes del país en distintos rubros tomaron la determinación de suspender ventas hasta nuevo aviso. Por ahora no hubo nuevas listas de precios, pero en las próximas horas saldrán los nuevos valores, incluso de productos de la canasta básica.

Algunas consultoras que monitorean la inflación semanal ya prevén un fuerte salto de los precios para lo que resta del mes. Eco Go, la consultora dirigida por Marina Dal Poggetto, ya estima que la inflación de este mes rondará el 13%.

También ya prevé que el IPC de septiembre será de dos dígitos. Habrá que esperar algunas semanas hasta que el Gobierno decida qué hacer con algunos rubros clave -como combustibles y tarifas-, que se mueven al ritmo de la cotización del dólar oficial.

En este contexto, empresas fabricantes de distintos sectores decidieron suspender sus ventas a media mañana, y recién la retomarán una vez que terminen de definir las nuevas listas de precios.

Una alimenticia líder, incluso, ya les adelantó a sus clientes que en lo que queda de agosto les venderá -como máximo- el 50% de sus pedidos históricos. Una decisión de cuidar al máximo los stocks en medio de la incertidumbre de lo que pueda venir.

Desde algunas cadenas de supermercados también advirtieron que los proveedores incumplieron con la entrega de pedidos. O directamente no los tomaban hasta nuevo aviso. Incluso tuvieron la advertencia que habrá nuevos ajustes en las próximas horas, sin dar detalles de los aumentos por venir.

La actividad económica, que en los últimos meses ya venía evidenciando un declive, acelerará el deterioro en medio de la aceleración inflacionaria y el bloqueo a las importaciones por la falta de dólares.

Lo que parece claro es que Massa, y también Cristina Kirchner, evaluaron que el peor escenario era romper la relación con el FMI. Entonces se optó por concretar un nuevo acuerdo a pesar de la medicina amarga sugerida por el organismo, como condición de los próximos desembolsos.

Salto del dólar: respaldo del FMI y medidas bajo análisis

El acuerdo entre el Gobierno y el Fondo Monetario fue aplicar un salto cambiario del 22% en la mañana del lunes a cambio de asegurar el desembolso de unos u$s7.500 millones después del próximo día 23.

La devaluación se agrega a otras medidas de corte fiscal, que fueron anunciadas antes de las PASO, como la imposición del impuesto PAIS a importaciones de bienes y servicios.

Esas iniciativas, como así también el “dólar maíz” de $340 re calentaron la inflación, inclusive de los alimentos de la canasta básica, como la carne vacuna, el pollo y los lácteos. Así, la dinámica inflacionaria -que había mostrado un piso del 6% en junio- habría saltado a casi el 7% en julio y prácticamente al doble en este mes de agosto.

Una suma fija para trabajadores, la medida que Massa tiene en carpeta para paliar los efectos de la inflación.

Desde el equipo económico prometen medidas para compensar, aunque más no sea en parte, semejante sacudón en los precios.

Por eso, el propio Massa ya habló de una suma fija para trabajadores del sector público y de las empresas privadas. Una iniciativa hasta ahora resistida por la CGT y también por la ministra de Trabajo, Kelly Olmos.

La idea del candidato oficialista es recomponer los salarios, en especial los más bajos, con sumas fijas, en tanto que también apuntará a mejorar los sueldos más altos con un relajamiento del impuesto a las Ganancias, algo ya anunciado.

También habría una actualización de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que viene corriendo por detrás de la inflación.

Lo mismo ocurre con la tarjeta Alimentar, que se reparte entre sectores de la sociedad más postergados por la aceleración de la inflación.

Sorpresa en las empresas

Como sea, en la mayoría de las compañías sorprendió la decisión oficial de aplicar un salto cambiario antes de la apertura de los mercados.

La medida se guardaba en secreto y, al contrario, lo que había trascendido se vinculaba con un nuevo ajuste en el impuesto PAIS, en un intento por encarecer las importaciones y recaudar más.

La sorpresa fue total. Al punto que se decidió una reunión urgente en la Copal, la cámara que reúne a las principales fabricantes de alimentos. En la tarde del martes, habrá una cumbre de industrias en la sede de la Unión Industrial.

Desde el Gobierno dejaron trascender que las empresas formadoras de precios elevaron sus márgenes de ganancias en los últimos meses que le permitieron crear un colchón, que les permitiría absorber el salto del tipo de cambio.

En otras palabras, que no deberían trasladar a precios la abrupta suba del dólar. Esa postura oficial podría generar presiones cruzadas con las compañías.

Se empezará a jugar esa pulseada, que determinará el humor de la sociedad de cara a la próxima cita a las urnas.

Fuente: infobae