FINANZAS – Tasa del plazo fijo, en la mira del mercado: qué decisión tomaría el BCRA antes de las elecciones

0
386
Si la inflación de octubre es inferior al 11% como estiman mayoría de consultoras, la tasa del plazo fijo será positiva ¿Qué hará el BCRA según analistas?

Ante un escenario de desaceleración de la inflación en octubre y la calma del dólar blue y las divisas financieras tras el resultado electoral de primera vuelta, pero con proyecciones de renovada presión en la dinámica inflacionaria de noviembre y el riesgo de que resurja la demanda dolarizada en la recta final del balotaje, una de las incógnitas de los ahorristas es que hará el Banco Central este mes con la tasa de interés de los plazos fijos.

El próximo lunes 13 de noviembre el INDEC difundirá el dato de inflación de octubre que, según estimaciones de consultoras privadas, se ubicó en un rango de entre 9,4 % y 11,8%, lo que implicaría una moderación del ritmo frente al pico de 12,7% de septiembre. Los jueves es el día que habitualmente se reúne el directorio del BCRA, con lo cual se espera que la entidad monetaria informe su decisión respecto a la tasa el 16 de octubre.

La última vez que el BCRA  ajustó la tasa de interés fue el 12 de octubre cuando elevó la tasa de la Leliq a 28 días 15 puntos del 118% TNA a 133%, con lo cual la tasa efectiva anual (TEA) se ubica en 255%. Así, el rendimiento del plazo fijo tradicional a 30 días de hasta $30 millones para personas físicas es desde esa fecha de 11% mensual. Y para el resto de las colocaciones del sector privado la tasa mínima garantizada actual está en 126%, es decir que da una rentabilidad de 10,5% mensual.

En esa oportunidad, la autoridad monetaria señaló que consideró “conveniente” incrementar la tasa para “acotar la volatilidad financiera observada durante el período electoral y favorecer la acumulación de reservas internacionales”.

Tasa del plazo fijo: ¿qué análisis hacen los especialistas?

Santiago Manoukian, jefe de Research en la consultora Ecolatina, planteó “la decisión de la tasa de política monetaria ha estado enfocada últimamente casi exclusivamente en mantener a raya a los dólares paralelos y la brecha cambiaria en medio del escenario electoral, y no tanto observando su nivel respecto a la inflación, es decir si es real positiva o negativa”.

“Esto lo vimos claramente cuando conocido el dato de inflación de agosto, la tasa quedó fuertemente negativa y aún así el BCRA decidió no aumentarla, y recién lo hizo en octubre en un marco de inestabilidad cambiaria más acentuada”, recordó.  Por lo tanto, el economista enfatizó que “ese objetivo dual pareciera ser un poco mentiroso, en general pesa más lo cambiario que lo inflacionario”.

La tasa del plazo fijo minorista rinde actualmente 11% mensual, y quedaría positiva frente a inflación de octubre

“En Ecolatina medimos una inflación de 9,4% en octubre, y esperamos que la del INDEC esté debajo del 10%. En cualquier caso, probablemente la inflación de octubre esté por debajo del 11% que es el rendimiento nominal del plazo fijo así que quedaría en terreno positivo. Pero creo que la decisión del BCRA va a depender fundamentalmente a pocos días de la elección de segunda vuelta de cómo vengan las tensiones cambiarias”, señaló.

Los analistas también explican que subir la tasa no es una decisión fácil por el costo que implica esa medida en términos de encarecimiento del crédito para las familias y empresas, el impacto sobre la actividad económica, y el deterioro del déficit cuasifiscal del BCRA.

Manoukian recalcó que “aumentar la tasa implica mayor emisión por intereses endógenos de los pasivos remunerados”. Y eso termina retroalimenta la expectativa de inflación hacia el futuro.

En ese sentido, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, puntualizó que el stock de pasivos remunerados asciende “a $22,3 billones” y el BCRA “el último mes pagó en concepto de intereses $2,2 billones” por esa deuda remunerada.

A su vez, el economista Federico Glustein supone que el BCRA “no subirá la tasa teniendo en cuenta que si la inflación de octubre es inferior a dos dígitos, sería enfriar demasiado a la economía”.

Tasa del plazo fijo: ¿qué prevén los analistas que hará el BCRA?

Menescaldi sostuvo que en octubre la inflación bajó -el relevamiento de Eco Go arrojó 9,4%-, dejando la tasa de plazos fijos positiva en términos reales, gracias a que el triunfo de Massa estabilizó la demanda de pesos, aunque advirtió que “en noviembre esperamos que los precios vuelvan a acelerarse, de cara al último round de la pelea electoral”.

La inflación de octubre rondaría entre 9,4% y 11%, según la proyección de consultoras privadas

“En el interregno entre la votación y la llegada de la nueva administración, es factible que muchos precios hoy reprimidos sean liberados y que las empresas reacomoden sus listas. Nuestros escenarios marcan una inflación en noviembre que podría ubicarse entre el 15,8% y el 17,2% impulsada por la incertidumbre electoral y la potencial devaluación que se espera dado el acuerdo con el FMI y la constricción de las reservas”, resaltó.

En ese marco, Menescaldi cree que el BCRA “no va a modificar la tasa” del plazo fijo antes de la segunda vuelta electoral” pero enfatizó que “la entidad tendrá que ver si la tiene que retocar después del balotaje”.

“La tasa va a quedar larga respecto a la inflación de octubre, pero hacía adelante la expectativa es que el costo de vida siga subiendo con lo cual va a depender mucho de la elección. Una suba de tasas o no va a depender de qué pase después del balotaje. El 21 de noviembre (primer día hábil post elecciones) verán que pasa con el mercado. Si Milei llega a ganar habrá que ver esa semana cómo reaccionan los dólares financieros, los pesos, etc”, fundamentó.

Para Fernando Baer, economista jefe de Quantum Finanzas, el BCRA “mientras persista la estabilidad de los dólares libres, el BCRA no avanzará en suba de tasas”, y agregó que “después del balotaje dependerá de quién ganó y qué transición o cooperación habrá”.

Alejandro Giacoia, analista de EconViews, también opina que la entidad monetaria “después que se conozca el dato de inflación de octubre, el BCRA no va a subir la tasa”. Argumentó que “si bien para pensar la tasa en términos reales hay que usar la inflación futura y no la pasada, creo que el BCRA se va a agarrar del dato de octubre para mostrar que es positiva y no va a subirla”, aunque concordó que “dependiendo del resultado electoral, no puede descartarse” un reajuste en noviembre.

Por su parte, la economista Natalia Motyl, juzgó que el BCRA “dejará estable a las tasas de interés”. Y subrayó que “lo que importa es la tasa de interés real ex ante, que es la tasa de interés nominal determinada por autoridad monetaria menos la inflación esperada, y por el momento es positiva y no hay necesidad de aumentarla”.

Los analistas prevén que el BCRA dejará estable la tasa de interés

“La inflación esperada se forma, en parte, en base a la inflación pasada. Y que hoy la inflación de octubre pueda quedar por debajo del 10% contribuye a bajar la inflación mañana, por una cuestión de expectativas. Ahora, es cierto en noviembre con el balotaje todo puede pasar el martes post electoral”. Y aseguró: “Si gana Milei deberá subir tasas para evitar una dolarización fuerte de carteras, deberá evitar que la gente vaya a sacar los dólares”, y especuló que en ese casó la entidad “deberá subir tasas en 200 puntos básicos”.

El analista financiero Gustavo Ber coincidió en que “el BCRA no modificará la tasa por la desaceleración de la inflación de octubre” y consideró que “las definiciones de política monetaria quedarán para después del balotaje, sujeta al resultado, y por ende la administración la transición restante hasta el 10-D, donde se estima que debería llegar de inmediato un plan económico integral que atienda los desequilibrios fiscales, monetarios y cambiarios.

Para Manoukian, el BCRA “probablemente no modifique la tasa”. Y justificó: “La suba de tasa no es una herramienta que tenga mucha efectividad en el presente en un contexto de dominancia fiscal y falta de confianza y credibilidad en el gobierno, y por los pocos días que quedan hasta el balotaje, salvo que haya un movimiento abrupto del tipo de cambio paralelo no la van a cambiar”.

Tasa del plazo fijo: ¿una suba de tasa frenaría una dolarización electoral?

Franciso Ritorto, analista de ACM, Francisco sostuvo que “si efectivamente la inflación de octubre se encuentra entre los valores esperados, por el momento no tendría sentido volver a subir la tasa de interés”.

“Definir una tasa de interés que mantenga atractivas las inversiones en pesos y evite la corrida al dólar no parece posible en el momento actual. La gente eligió el dólar como vehículo de cobertura, una dolarización responde más a la incertidumbre y falta de confianza que se traduce en una mayor presión por demanda de divisa extranjera. Las herramientas para evitar esto se volvieron cada vez más limitadas”, fundamentó.

En ese marco, Ritorto dijo que “después del balotaje hay un cambio de escenario por completo, seguramente tengamos novedades respecto a la política monetaria luego del 19 de noviembre”.

Prevén que el BCRA podría subir la tasa de interés después del balotaje en caso de un triunfo de Milei

En cambio, Eliana Scialabba, Directora Ejecutiva del Centro de Estudios Económicos Argentina XXI (CEEAXXI) estimó que “seguramente el BCRA subirá la tasa de interés, a fin de tratar de descomprimir el mercado cambiario, ya que aún hay muchos argentinos que canalizan sus excedentes en este tipo de depósitos”.

“La tasa de interés dependerá de la inflación que reporte el INDEC, la cual estimamos para octubre por encima del 10% mensual. Esto nos llevaría a una suba mínima de 100 puntos básicos en la tasa. De dejar la tasa sin cambios, el riesgo podría estar en una mayor canalización de pesos al mercado cambiario”, advirtió.

Fuente: iprofesional