ECONOMÍA – La inflación de noviembre fue del 12,8% y la interanual alcanzó el 160,9%

0
209

Alimentos y Bebidas volvió a subir por encima de la general, con 15,7%. En lo que va del año los precios se incrementaron un 148,2%

La inflación de noviembre, la última de la gestión Alberto Fernández-Sergio Massa, fue de 12,8% y así acumula 160,9% en los últimos doce meses.

En lo que va del año, los precios subieron en promedio un 148,2%, informó este miércoles el INDEC.

La división con mayor incidencia en todas las regiones fue Alimentos y bebidas no alcohólicas (15,7%). Al interior de la división tuvieron mayor incidencia las subas de Carnes y derivados, Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos, y Pan y cereales.

El aumento de alimentos y bebidas cuando se observa su  evolución en los últimos doce meses, marca un 183,6%, casi 23  puntos porcentuales por encima del índice general. Aquí se deja ver el fuerte impacto que tiene sobre las canastas básicas la inflación y el mayor golpe a las clases bajas que gastan relativamente más en comida. En estos números está la explicación del aumento de la pobreza y la indigencia.

La división de mayor aumento en el mes fue Salud (15,9%), producto de las subas en los medicamentos y en las cuotas de empresas de medicina prepaga. Le siguieron Alimentos y bebidas no alcohólicas (15,7%) -con las mayores subas en Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos, Frutas, y Verduras, tubérculos y legumbres- y Comunicación (15,2%), por los incrementos en servicios de telefonía móvil e internet.

Recreación y Cultura es el cuarto rubro que se encuentra por encima del índice general con 13,2%. Ya debajo del índice general, pero por encima de los dos dígitos, aparecen Equipamiento y mantenimiento del Hogar (12,4%), Restaurantes y Hoteles (12,0%), Bebidas Alcohólicas y Tabaco (11,8%) y Blancos y servicios varios (11,5%), Transporte (10,4%) y Prendas de vestir y calzado (10%).

image.png

Las dos divisiones que registraron las menores variaciones en noviembre fueron Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (7,1%) y Educación (8,3%).

A nivel de las categorías, el IPC Núcleo (13,4%) lideró el aumento seguida por Estacionales (12,8%), mientras que Regulados registró un incremento de 10,1%.

La proyección  para lo que viene en diciembre en materia inflacionaria es cuanto menos compleja. Previamente a los anuncios de ayer del ministro de Economía, Luis Caputo, la consultora Eco Go había relevado los precios de la primer semana de diciembre en Alimentos y bebidas  con un primer registro semanal del 8,2%, lo que resaltaron como “el registro más alto hasta la fecha”, y proyectan la inflación de alimentos consumidos en el hogar en diciembre en el orden del 28,0% mensual.

“Esta estimación considera una proyección de entre 4% y 8% semanal para lo que resta del mes, incorporando un salto del tipo de cambio que impactaría sobre los precios. Si además se consideran los alimentos consumidos fuera del hogar (27,8%), la inflación en alimentos alcanzaría el 28,0%”, destacaba el relevamiento a cargo de Sebastián Menescaldi y Marina Dal Poggetto. La proyección del nivel general  de diciembre era proyectada en  23,0% mensual, con el supuesto de una devaluación con traslado a precios y la liberación de múltiples precios antes regulados, cuestión que se está materializando.

Desde Fundación Libertad y Progreso, el economista Emilio Prado sostuvo que “Argentina transita un proceso hiperinflacionario “moderno” con aumentos de precios mensuales de dos dígitos en promedio desde agosto y un acumulado cercano al 150% en el año, por lo que, hay que remontarnos 30 años atrás para ver un registro similar que tristemente desembocó en la hiperinflación del 90’. Es evidente, otra vez, que los controles de precios y los cepos cambiarios no terminan en buen puerto, y mucho menos, para enfrentar las consecuencias de una monumental emisión de pesos para palear los excesos de gasto público. Si bien se espera mayor inflación en el corto plazo, el nuevo gobierno debe de ejecutar un plan de estabilización lo más ordenado posible y presentar una serie de reformas que den sustento a este plan para que los precios empiecen a desacelerarse antes de que termine el año 2024”.

Fuente: noticias argentinas