PROVINCIALES – El derrumbe de la economía golpea a Santa Fe: la actividad bajó casi 10% en enero

0
103

La construcción se desbarrancó 29,1% pero la mayoría de los rubros relevados por el Ipec experimentó bajas de dos dígitos

La paralización de la obra pública dispuesta por el gobierno nacional golpea a la economía y Santa Fe no es la excepción.

La actividad económica de Santa Fe cayó 9,6% interanual en enero, arrastrado por fuertes derrumbes en la construcción, el comercio, la agricultura y la industria, entre otros rubros. El Indicador Mensual de Actividad Económica (Imae) que elabora el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) confirmó el impacto de la recesión en la economía santafesina.

Solo cuatro sectores presentaron subas interanuales en la medición de actividad económica. Se trata de servicios sociales y de salud (2,5%), enseñanza (2,7%), servicios comunitarios, sociales y personales (3,2%) y administración pública (12,4%).

Los otros doce rubros que ausculta el indicador presentaron caídas y en ocho de ellos el derrumbe fue de dos dígitos en términos porcentuales. La construcción, afectada por la decisión del gobierno nacional de paralizar la obra pública, registró la mayor baja: 29,1%.

Le siguieron minas y canteras (-21%), comercio (-17,1%), electricidad, gas y agua (-14,3%), agricultura y ganadería (-14,1%), intermediación financiera (-12,6%), transporte y comunicaciones (-10,6%) y servicio doméstico (-10,1%).

También presentaron bajas la industria manufacturera (-6,8%), la pesca (-3,4%), los hoteles y restaurantes (-2%) y las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (-2%).

La economía santafesina cayó 8,6% entre enero y diciembre del año pasado, afectada fundamentalmente por el impacto de la sequía en la producción agrícola y en la actividad industrial y de servicios asociada. Así, las caídas interanuales del Imae son constantes desde febrero de 2023. La novedad de estos últimos meses es que el derrumbe es homogéneo y está vinculado a medidas de política económica tomadas por el gobierno nacional, como la devaluación y el salto inflacionario asociado, la parálisis de la obra pública, el aumento de tarifas, la caída de la demanda por la baja de salarios reales y el ajuste sobre todos los niveles del Estado.

Siempre con la aclaración de que son mediciones distintas, surge de los datos del Imae una caída más profunda en enero que la que arrojó otro indicador de actividad económica de la provincia, el Icasfe que elabora la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Ese indicador mostró una caída de 6,9% interanual en enero, con variaciones negativas en los ocho indicadores que integran el Icasfe registraron variaciones negativas. Entre octubre de 2023 y enero de 2024, la contracción acumulada por el Icasfe representó el 65% de la disminución computada en toda la fase de 20 meses recesivos. Una de las causas fue la importante pérdida de poder adquisitivo del conjunto de los asalariados registrados.

Ambos indicadores muestran que la caída de la economía santafesina es mayor a la nacional. Al menos lo fue en enero. El Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) arrojó una caída de 4,3% en el primer mes del año.

A nivel nacional solo cinco sectores de actividad que conforman el Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) registraron subas en enero. Entre ellos, agricultura, ganadería, caza y silvicultura (11,1%) y Explotación de minas y canteras (5,2%). En cambio, diez sectores de actividad registraron caídas, entre los que se destacaron Construcción (-16,9%), pesca (-13,5%) e intermediación financiera (-12,6%).

Asimismo, industria manufacturera (-11,3%) y comercio mayorista, minorista y reparaciones (-8,2% ia) aportan 2,7 puntos porcentuales a la caída interanual del Emae.

Fuente: la capital