ECONOMÍA – La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo las tasas de interés: cómo impacta en la Argentina

0
93

El comité decidió sostener esa variable clave en su nivel más alto en 23 años

El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de los EEUU (Fed) mantuvo su tasa de interés oficial sin cambios en el rango de entre 5,25% a 5,50%, el nivel más alto de los últimos 23 años.

El banco central norteamericano sostiene las tasas de referencia con la mira puesta en una inflación que en los EEUU está tardando en reducirse hacia el nivel óptimo en torno al 2% anual.

Este miércoles se conoció que las nóminas privadas de empleo en los Estados Unidos aumentaron más de lo esperado en abril, mientras que los datos del mes anterior se revisaron al alza.

Según el informe de empleo, las nóminas privadas aumentaron en 192.000, tras un incremento revisado al alza de 208.000 en marzo.

Esto implica cierto “recalentamiento” de la actividad económica, que impide ajustar el sendero inflacionario a los márgenes previstos por la Fed.

La inflación se aceleró en marzo a una tasa anual del 3,5%, según datos oficiales, lo que estrechó las posibilidades de un eventual recorte de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

La decisión de la Fed confirma que la actividad económica en los EEUU está suficientemente robusta como para resistir por más tiempo a las tasas altas.

Los analistas coinciden en que la Fed buscará evitar una recesión en los EEUU en un año electoral, y si la actividad económica norteamericana se mantiene sostenida, beneficiará a la demanda global, de la que dependen las exportaciones argentinas.

Si las tasas de referencia en los EEUU se mantienen en el nivel presente -el más alto desde 2001- más allá de lo previsto, esto condicionará a una mayor valuación del dólar respecto de otras monedas duras.

También afectará a la cotización de los commodities agrícolas que Argentina vende al mundo, pues sus precios medidos en dólares podrían debilitarse.

El precio de la soja experimenta un descenso de 8,2% en lo que va de 2024, a USD 425 por tonelada. El maíz retrocede un 2,9 por ciento.

Wall Street recortó posiciones en el último mes, aunque sigue cerca de los máximos históricos alcanzados en marzo. Un panorama con baja de tasas garantizaría liquidez a los mercados, un factor que motorizó las subas entre el 1% y el 6% para los principales indicadores de Wall Street en lo que va de 2024.

Esa tendencia también influye en el ascenso de activos emergentes, como las acciones y los bonos argentinos cuando se los valúa en dólares.

Para las acciones y los bonos de Argentina están jugando fundamentos propios, debido al giro político con la llegada del ultraliberal Javier Milei a la Presidencia.

El S&P Merval, según la paridad del “contado con liqui”, gana este año 27%, en un máximo desde junio de 2018. Y los bonos en dólares, con ganancias que van del 28% al 60% en 2024, alcanzan sus precios más altos desde que salieron al mercado secundario en septiembre de 2020.

La Reserva Federal señaló que sigue inclinándose por una eventual reducción de los costos de endeudamiento, pero alertó sobre las recientes y decepcionantes lecturas de inflación y sugirió un posible estancamiento en el movimiento hacia un mayor equilibrio en la economía.

El más reciente comunicado de política monetaria de la Fed, emitido al final de una reunión de dos días, mantuvo intactos los elementos clave de su evaluación económica y su orientación, señalando que “la inflación ha disminuido” durante el último año, y enmarcando su debate sobre las tasas de interés en torno a las condiciones en las que pueden reducirse los costos de endeudamiento.

La entidad “no espera que sea apropiado reducir el rango objetivo hasta que haya adquirido una mayor confianza en que la inflación se está moviendo de forma sostenible hacia el 2%”, en una declaración aprobada por unanimidad, en la que siguió indicando que el próximo movimiento de las tasas será a la baja.

Eso sigue dejando en compás de espera el momento de cualquier recorte de tasas, y los responsables de la Fed hicieron hincapié en su preocupación por que los primeros meses de 2024 hayan hecho poco por generar la confianza que buscan en el descenso de la inflación.

“En los últimos meses, ha habido una falta de mayor progreso hacia el objetivo de inflación del 2% del Comité”, comunicó la Fed, mientras que en el anterior había sugerido una mejora de la dinámica, al afirmar que los riesgos para la economía “se están moviendo hacia un mejor equilibrio”.

La nueva declaración insinúa que el proceso podría haberse estancado con su valoración de que los riesgos “se han movido hacia un mejor equilibrio durante el pasado año”.

Fuente: noticias argentinas