NACIONALES – Cae fuerte la recaudación tributaria por el impacto de la cuarentena

0
787

En abril, los ingresos fiscales a nivel nacional caen 28,3% en términos reales y los provinciales se desplomaron 58,6%. Por la falta de actividad, empresas y familias postergan pagos.

Los rigores de la cuarentena obligatoria se reflejan en forma muy cruda en las arcas públicas. Entre el 1 y el 12 de abril la recaudación tributaria nacional cayó un 28,3% en términos reales, mientras que los ingresos fiscales de las provincias se desplomaron 58,6%. Los datos surgen de un informe elaborado por el IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal), en base a estadísticas oficiales. La merma recaudatoria obedece a dos razones entrelazadas. Por un lado, la parálisis abrupta de la actividad por la cuarentena obligatoria y por otro, la decisión de empresas y familias de postergar el pago de impuestos, todos acuciados por la falta de ingresos.

El informe destaca que “la estructura de recaudación tributaria nacional descansa en dos impuestos clave: IVA y Ganancias, que representan el 39,1% y el 28,5% del total, sin considerar los recursos de la Seguridad Social”. Pero esos dos tributos son, además, “los principales componentes de la masa a repartir entre Nación y Provincias”, es decir, que una parte de esos montos se coparticipan entre los 24 distritos del pas. Para las provincias, el Impuesto a los Ingresos Brutos es clave, ya que representa $75 de cada $100 que se recaudan”, remarcaron desde IARAF.

Habría que aclarar que el período analizado por el IARAF, del 1 al 12 de abril, computa apenas 6 días hábiles a nivel nacional y 5, para las provincias, por los feriados del 2 de abril y Semana Santa. En esos días laborales para la administración pública, la recaudación nominal nacional aumentó apenas 5% comparada con el mismo lapso de 2019. El porcentaje no incluye la inflación interanual, que IARAF estimó para el estudio en 47,5%. Los ingresos tributarios provinciales, por su parte, cayeron 39,4% con respecto al año pasado en monto y se llega al 58,6% “real” si se toma en cuenta la inflación.

Nadin Argañaraz, director del IARAF, interpreta que el Impuesto Inmobiliario, que lidera el ranking de caídas (85% interanual real) revela un dato crucial. “El descenso en el cobro de ese tributo implica que muchas familias deciden no pagarlo por falta de liquidez”, dijo a Clarín. Si se lo pone cifras, en los primeros 5 días hábiles de abril de 2019, las provincias recaudaron un total de $643 millones. Este año, en el mismo lapso, se cobraron apenas $141 millones. Como se dijo, a nivel provincial, Ingresos Brutos aporta casi el 75% de la recaudación. De 2019 a 2020, los ingresos aumentaron apenas $76 millones: (de $370 millones a $446). Esto representa una suba interanual de 20,5% nominal, pero es una caída real de 17,7%.

Nación y provincias comparten el mismo cuadro. La cuarentena obligatoria por motivos de salud complica las cuentas públicas y los gobernadores hacen fila para pedir auxilio al Gobierno nacional para pagar sueldos y proveedores. Un listado de IARAF con la totalidad de los impuestos relevados a nivel nacional y provincial muestra 5 caídas y apenas dos subas. El Inmobiliario lidera con una caída real del 85%. Detrás figuran Ganancias (59,7%), Sellos (45,8%), IVA (27,9%) e Ingresos Brutos (17,7%). Sólo dos tributos crecen: Impuesto a los combustibles (14,6%) y Bienes Personales (653%). Más allá de la poca incidencia en la recaudación global, los especialistas advierten que Bienes Personales creció por el impacto de la modificación de la ley, en diciembre pasado, que elevó las alícuotas.

El cuadro fiscal, hoy, es muy complejo. Los tres principales tributos para el gobierno nacional son el IVA (39,1%), Ganancias (28,5%) y derechos de exportación (10,4%). A nivel provincial, Ingresos Brutos representa el 74,8% de la masa total. Y por detrás aparecen Sellos (8,3%) y el Impuesto Inmobiliario.

Fuente: ieco.clarin.com