ECONOMÍA – La industria siderúrgica se recupera por el consumo de bienes durables y la vuelta al trabajo de la construcción privada

0
730

Según el informe de la Cámara Argentina del Acero, la producción de acero crudo llegó en septiembre a 357.600 toneladas, un 6,3% mayor respecto de agosto pasado, aunque todavía continúa siendo un 11,9% menor que en igual mes de 2019

 De acuerdo al informe sectorial, la producción total de laminados terminados en caliente fue en mayo de 190.200 toneladas, con un alza del 74,2% frente a abril y una caída del 55,5% en comparación con el quinto mes de 2019. EFE/Oliver Berg/Archivo

Empresas siderúrgicas aseguraron que durante septiembre la producción del sector continuó creciendo de la mano de un mayor consumo de bienes durables y aumento de la construcción privada. Según el informe de la Cámara Argentina del Acero, la producción de acero crudo llegó en septiembre a 357.600 toneladas, un 6,3% mayor respecto de agosto pasado (336.300 toneladas), aunque todavía continúa siendo un 11,9% menor que en igual mes de 2019 (406.100 toneladas).

“Las plantas productoras de acero argentinas continúan produciendo con los correspondientes protocolos de operación segura, e implementando los aislamientos de grupos de riesgo, de contagiados y los aislamientos preventivos de grupos de trabajo por contacto estrecho”, señaló la Cámara Argentina del Acero.

La agroindustria y maquinaria agrícola continúan traccionando el consumo de acero en dichos segmentos, como así también el sector de envases de hojalata para alimentos y desinfectantes

Agregó que “la fuerte demanda de acero para la construcción privada está motorizada por la percepción del bajo costo del metro cuadrado”.

“Esta demanda además se ve incrementada por un generalizado acopio de materiales de obra como reserva de valor ante la incertidumbre, situación que ha generado faltantes en toda la cadena de distribución a pesar del sostenido aumento de producción y entregas de acero por parte de todos los productores”, remarcó la entidad.

Las plantas productoras de acero argentinas continúan produciendo con los correspondientes protocolos de operación segura, e implementando los aislamientos de grupos de riesgo, de contagiados y los aislamientos preventivos de grupos de trabajo por contacto estrecho

En ese contexto, indicó que “la agroindustria y maquinaria agrícola continúan traccionando el consumo de acero en dichos segmentos, como así también el sector de envases de hojalata para alimentos y desinfectantes”.

“Otro sector muy dinámico es el de electrodomésticos que refleja una importante recuperación de la producción por demanda vinculada al efecto confinamiento”, consideró la entidad empresaria.

En cuanto a la producción de hierro primario, durante septiembre llegó a 195.500 toneladas, resultando 19,8% inferior a la de agosto (243.700 toneladas) y 32,2% menor a la de septiembre del 2019 (288.400 toneladas).

Otro sector muy dinámico es el de electrodomésticos que refleja una importante recuperación de la producción por demanda vinculada al efecto confinamiento

La producción total de laminados terminados en caliente en septiembre fue de 323.300 toneladas, 3,3% superior a la de agosto (312.800 toneladas), y 9,3% menor a la de igual período de 2019 (356.300 toneladas).

Proyecciones 2021

El director ejecutivo de la Cámara Argentina del Acero (CAA), Carlos Vaccaro, anticipó una proyección de crecimiento del consumo de productos laminados de alrededor de 5% para el próximo año, y de caída de las exportaciones de 3,5%, tras el derrumbe de casi 40% previsto para 2020.

 Según el informe de la Cámara Argentina del Acero, la producción de acero crudo llegó en septiembre a 357.600 toneladas, un 6,3% mayor respecto de agosto pasado (336.300 toneladas), aunque todavía continúa siendo un 11,9% menor que en igual mes de 2019 (406.100 toneladas). Foto NA

En el consumo aparente de laminados se proyecta un crecimiento del 5% en 2021, unas 3,5 millones de toneladas”, dijo Vaccaro.

Respecto a las exportaciones de la industria siderúrgica -principalmente tubos sin costura-, el directivo proyectó una fuerte desaceleración de la caída durante el próximo ejercicio, al pasar de un rojo de 39,8% este año a un retroceso del 3,5% en 2021.

En un webinar organizado por la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), el directivo también estimó que las importaciones continuarán a la baja el año que viene, en el orden del 12%.

Por otra parte, destacó las “moderadas mejoras” evidenciadas en los últimos meses en la industria automotriz y la producción de hidrocarburos y pronosticó un fuerte crecimiento de la construcción en 2021, en torno al 26%.

Fuente: iprofesional.com