ECONOMÍA – Se enfría la posibilidad de concretar el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea en el corto plazo

0
264

Según el ministro delegado de Comercio Exterior de Francia, Olivier Becht, ambos bloques coinciden en “tomarse su tiempo para encontrar elementos que “convengan a todas las partes”.

La Unión Europea (UE) y los países del Mercosur quieren “tomarse su tiempo” para ratificar un acuerdo comercial en términos que “convengan a todas las partes”, sostuvo el ministro delegado de Comercio Exterior de Francia, Olivier Becht.

Luego de más de dos décadas de negociaciones, la UE y el bloque formado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay lograron cerrar un acuerdo comercial en 2019, que todavía no logró ser ratificado, debido a cuestionamientos de productores europeos y la preocupación de Europa por la política medioambiental del expresidente brasileño Jair Bolsonaro (2019-2022), entre otros motivos.

“Tengo la impresión de que hay, tanto de la parte de la UE como de los países del Mercosur, la idea de tomarse su tiempo para poder encontrar aquello que convenga a todas las partes”, dijo Becht a la agencia AFP en una entrevista telefónica durante su primer día de visita oficial a Brasil.

Según el funcionario francés, “las exigencias de Francia sobre la integración del Acuerdo de París como cláusula esencial, sobre las reglas de la deforestación, el respeto a las cláusulas espejadas sobre las normas sanitarias y ambientales francesas”, detalló.

Horizonte lejano para el acuerdo Mercosur-Unión Europea

Una fuente de la diplomacia gala afirmó a periodistas que la ratificación del acuerdo todavía le parecía estar en un horizonte lejano durante una conferencia telefónica, indicó AFP.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, también aseguró pocos días atrás que la conclusión del acuerdo podría “demorar un poco más”. Su titular de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira, incluso catalogó las normas europeas de “extremadamente rígidas”.

Becht destacó que Francia “siempre ha tenido relaciones fuertes con Brasil en el plano económico, incluso durante el período de Bolsonaro”, cuando los lazos diplomáticos se enfriaron. “Hoy vivimos una continuidad, pero una continuidad que se da en un clima político pacífico”, agregó.

Fuente: perfil